sábado, 11 de septiembre de 2010

Risaralda, un mal ejemplo de cómo se gastan las vigencias futuras

Hace varios meses el Contralor de Risaralda llamó la atención sobre las vigencias futuras que ha venido aprobando la Asamblea y advirtió que este instrumento del Estatuto Orgánico Presupuestal es muy riesgoso para las finanzas departamentales.

Las cifras oficiales indican que el actual gobierno de Risaralda ha comprometido cerca de $100.000 millones de vigencias futuras. La magnitud de esta cifra comparada con el presupuesto anual y la generación de rentas propias, pone en riesgo el futuro del departamento.

El secretario de Hacienda le ha restado importancia al tema. En sus primeras declaraciones desestima el pronunciamiento conjunto del Contralor, Auditor y Procurador General, en el sentido de que los recursos de vigencias futuras que no se hayan contratado se deben devolver y que no se puede seguir usando de manera tan irresponsable esta figura.

El espíritu de las vigencias futuras es impulsar el desarrollo de mediano y largo plazo, a través de obras de gran impacto, como un Metro, un puerto marítimo, un aeropuerto, un sistema de acueducto regional o una vía secundaria de primera importancia.

Pero no es posible utilizar estos recursos en mercaditos de 7.300 pesos, la pavimentación de una calle, el mejoramiento de unas viviendas, la construcción de un acueducto barrial, la adecuación de un talud, la compra de motos para seguridad, pagar prestaciones sociales o la contratación de personal, que es precisamente lo que está ocurriendo en Risaralda.

La acelerada iniciativa del gasto del Gobernador, sumada a la imprudencia del Secretario de Hacienda y la irresponsabilidad de la Asamblea, conducirá a Risaralda nuevamente a una situación de inviabilidad financiera.

Muy seguramente con esa alegría desbordada de gastar a dos manos, las funciones del próximo Gobernador se reducirán a la de recaudador – pagador, y si nombra secretarios y gerentes en su gabinete, será para que puedan cobrar el sueldo por hacer nada, porque no tendrán nada que hacer.

Al paso que va Risaralda, la única buena noticia la recibirá el Gobernador, quien aumentará su popularidad y sumará poder político por gastar al menudeo los recursos públicos de vigencias futuras. Las noticias malas, que serán muchas, las recibirá el Departamento, que albergará un número mayor de pobres y hambrientos y tendrá unos municipios que seguirán derruyéndose. Risaralda está caminando inexorablemente hacia la desesperanza.

miércoles, 11 de agosto de 2010

BEATRIZ URIBE Y EL MILLÓN DE VIVIENDAS

La meta que se impuso este nuevo gobierno en materia de construcción de vivienda es ambiciosa. Aspira llegar a un millón de unidades.

La encargada de impulsar esta tarea es la pereirana Beatriz Uribe, designada Ministra de Vivienda por el presidente Santos. Ella, que fue viceministra de vivienda en el gobierno de Uribe y luego presidenta de Camacol, tiene el conocimiento institucional y la experiencia privada para enfrentar la meta trazada.

De arrancada se encuentra con que el gobierno anterior logró entre 2003 y 2009 bajar el número de hogares en asentamientos precarios de 1,49 millones a 1.37 millones. Un resultado bastante pobre, que se explica en la incapacidad gubernamental de darle soluciones definitivas a las familias desplazadas; en el poco interés de los constructores en ofertar vivienda de bajo costo para los pobres, en la desconfianza que produce el incumplimiento en el desembolso oportuno de los subsidios gubernamentales; en la ausencia de una política consistente que habilite tierra para proyectos de vivienda popular; y en la imposibilidad de las familias para acceder a créditos en el sistema financiero.

Desde el año 2006 el crecimiento de la oferta de vivienda de interés social es imperceptible y a esta realidad se enfrentará la administración Santos, pero especialmente la ministra Uribe, quien sin duda tendrá que avanzar en varios frentes sustanciales: lograr que haya tierra urbanizable especialmente en las grandes ciudades; recuperar la confianza de los constructores para que se comprometan en proyectos habitacionales de interés social; incentivar y darles herramientas a las organizaciones viviendistas para que hagan bien su tarea; y buscar nuevos esquemas de financiación para lograr los cierres financieros de los proyectos de vivienda y para que las familias hagan efectivos los subsidios que les otorgan.

Además de pensar en vivienda nueva, la nueva Ministra tiene necesariamente que poner su atención en la legalización y mejoramiento de barrios, que conlleve a que las familias tengan acceso a los servicios públicos y sociales básicos; en lanzar un plan de titulación de predios individuales que comprometa a todas las entidades públicas; y en definir una estrategia para mejorar las viviendas urbanas y rurales del país.

Lograr en cuatro años la meta de construir Un Millón de unidades habitacionales implica que el gobierno nacional sea capaz de meter en cintura a los gobiernos territoriales y locales, para que ayuden en el financiamiento de este ambicioso programa. Los alcaldes y gobernadores, con escasas excepciones, no destinan partidas presupuestales suficientes para atender las necesidades de vivienda de los más pobres y se quedan aguardando la asignación de subsidios por parte de las bolsas nacionales.

sábado, 7 de agosto de 2010

LA TIERRA ESTÁ QUE ARDE


La Biblioteca Ambiental de la Corporación Autónoma Regional del Risaralda, acaba de editar el libro “La Tierra está que arde. Los estragos del cambio climático”, de la autoría de Humberto Tobón y Alberto Arias Dávila.

En el prólogo los autores dicen que “los seres humanos estamos presionando la destrucción del hábitat en el que vivimos y vivirán las generaciones futuras. Es una realidad para­digmática e incomprensible, pero cierta. Es una demostración palmaria de nuestra irracionalidad y de la disyuntiva en que estamos atrapados: proteger el entorno natural o continuar aplicando el modelo predatorio de crecimiento económico en boga desde la Revolución Industrial.

“La reacción de un sector ilustrado de la sociedad frente a las amenazas ambientales que se ciernen es bastante tímida, vaga, difusa y poco com­prometida; como si lo que acontece en la casa que habitamos 6.700 mi­llones de personas no importara. Otro sector de la sociedad no reacciona al no tener acceso a una información clara y suficiente para comprender los daños que está sufriendo el Planeta.

“Los que hasta ayer eran problemas ambientales asociados con la pobreza y que ocurrían únicamente en países marginados, ahora son temas globales que golpean también y con especial fuerza a las naciones ricas. Esto quiere decir que estamos frente a una situación de magnitudes universales.

“La gravedad del problema ambiental al comenzar el año 2010 coincide con las consecuencias de una pavorosa crisis económica global. La com­binación de estos dos fenómenos está profundizando la pobreza, la mi­seria y la marginalidad”

Humberto Tobón es el encargado de coordinar el proyecto Objetivos de Desarrollo del Milenio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia, y Alberto Arias Dávila es el director de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, posición que ocupa desde hace 13 años.

martes, 3 de agosto de 2010

RODRIGO RIVERA Y UN RETO MONUMENTAL

La designación de Rodrigo Rivera como Ministro de Defensa es un nuevo peldaño en la carrera política de este abogado pereirano, cuya mayor aspiración es ser Presidente de Colombia. Esto lo tiene claro desde finales de la década de los años setenta, cuando caminaba como estudiante primíparo los pasillos del desvencijado edificio de la facultad de Derecho de la Universidad Libre. Y muy seguramente alcanzará su propósito, porque es inteligente, se mueve con habilidad en el fangoso mundo de la política, sabe tejer alianzas y aun no lo agobia el peso de los años.

Rivera asume la responsabilidad de mantener vigente en la opinión pública la sensación de seguridad, que de manera muy eficaz promovió el gobierno de Álvaro Uribe. Pero su reto seguramente irá más allá, porque el objetivo no es crear sensaciones mediáticas con base en algunos triunfos puntuales e inobjetables, sino derrotar a las fuerzas terroristas de manera definitiva.

Además del triunfo militar que esperamos los colombianos sobre los grupos guerrilleros y paramilitares, unidos por el cordón umbilical de los dineros del narcotráfico y el secuestro, Rivera tendrá que orientar parte de sus esfuerzos a contribuir en la búsqueda de caminos de paz y para ello no podrá cerrar ningún espacio posible, incluyendo el del diálogo.

Un tema que requerirá de su inteligencia y sagacidad es la promoción de los derechos humanos entre las filas de las distintas Fuerzas, porque los casos de los asesinatos cometidos por agentes del Estado, eufemísticamente llamados “Falsos Positivos”, se convirtieron en una mancha vergonzosa, que como una sombra perseguirá por siempre el legado del presidente Uribe Vélez.

Estos acontecimientos horrendos, que no han sido medidos por nosotros en su justa dimensión, irán adquirieron con el paso de los años su verdadera transcendencia política y jurídica, tal como ocurre hoy con los desaparecidos del Palacio de Justicia hace 25 años y la criminal alianza entre paramilitares, políticos, funcionarios públicos y empresarios desde la década del ochenta.

Si Rodrigo Rivera logra que los militares y policías sean servidores fieles del Estado y combatientes dignos, habrá logrado un triunfo portentoso en su labor ministerial.

Sus retos en la cartera de Defensa pasan también por implantar un modelo gerencial que impida a toda costa que se consoliden los lunares de la corrupción entre ciertos sectores de las Fuerzas Armadas.

Los alcances de este encargo político para Rodrigo Rivera son inmensos. Tiene en esta ocasión, luego de casi cinco lustros de brillante carrera política, la posibilidad de demostrar que es un gerente público eficaz y que la nación colombiana tiene en él una de sus principales reservas morales y políticas para el futuro.

jueves, 8 de julio de 2010

Santa Rosa y La Virginia dan lástima

El nivel de pobreza de Santa Rosa de Cabal es del 53,3%, de acuerdo con los datos de la Misión de Pobreza de Planeación Nacional, mientras que el de La Virginia llega al 64,3%. Dos cifras aterradoras si se comparan con municipios vecinos como Pereira (42,3%) y Dosquebradas (38,5%).

Santa Rosa fue vista siempre como una localidad líder en desarrollo económico, generadora de riqueza, con excelentes indicadores de calidad de vida, un comercio pujante y un sector primario poderoso en avicultura, caficultura y ganadería, con trilladoras de café reconocidas nacionalmente y un turismo con excelentes perspectivas debido a sus aguas termales.

Sin embargo, hoy este municipio está convertido en un despojo. Los sucesivos malos gobiernos, sumados a la crisis cafetera, la migración social, la deserción escolar y la inseguridad, fueron arrastrando a Santa Rosa de Cabal a un deshonroso escenario de subdesarrollo.

La que ayer fue una joya que se peleaban con rudeza Caldas y Risaralda, hoy tiende la mano en busca de una ayuda que le permita salir del atascadero en que se encuentra. Pero nadie se la ofrece. Pasó del esplendor a la miseria.

La Virginia, por su lado, ha sido mirada desde siempre como un gueto que no debería existir. Algunos sectores de la sociedad risaraldense ven con desdén hacia este enclave humano en las orillas del río Cauca. La prueba del menosprecio por ellos se refleja en la poca atención que les brinda el Estado.

A este municipio lo han saqueado una y otra vez sus más “prominentes” hijos y las consecuencias se traducen en una comunidad cada vez más empobrecida, que ve muy lejana la posibilidad de acceder a los beneficios del desarrollo, que lucha en cada invierno por no morir ahogada y que clama infructuosamente por un pedazo de pan.

Dura realidad para dos localidades que llegaron a ser consideradas por los planificadores risaraldenses como potenciales emporios del desarrollo económico.

domingo, 27 de junio de 2010

POBREZA Y DESEMPLEO EN RISARALDA

Risaralda tiene dos problemas cruciales que no se han enfrentado con responsabilidad: el desempleo y la pobreza.

Las autoridades risaraldenses, a pesar de la gravedad de los dos temas, no han sido capaces de implementar un plan de choque.

El desempleo es impresionante en todos los municipios. Sin embargo, sólo Pereira es el foco de atención de este problema. Todos los reflectores y todas las referencias miran a la ciudad capital y se olvidan del drama que también viven los habitantes de otras localidades.

Los miles de desocupados de la provincia risaraldense parecen invisibles debido a que sólo Pereira figura en las cifras oficiales del DANE, lo cual le ha favorecido al gobierno departamental para sacarle el cuerpo al problema, poder mirar para otro lado como si nada estuviera ocurriendo y no cargar con las consecuencias políticas.

Los habitantes de Quinchía o Pueblo Rico que perdieron sus trabajos y que no tienen muchas posibilidades de generar ingresos para sus familias, aspiran a que el gobierno departamental implemente proyectos que eviten el deterioro de su calidad de vida. Sin embargo, la respuesta que encuentran está dada en términos asistencialistas y no a través de políticas públicas que mejoren la economía local.

Las miles de familias que derivaban su sustento de las remesas que llegaban desde el exterior, hoy observan desconsoladas cómo sus ingresos no les alcanzan para vivir y que a pesar de tener disposición de trabajar, no hay un plan gubernamental en este sentido que salga en su auxilio.

Los comerciantes de Santa Rosa y Santuario que han debido cerrar sus negocios, tienen ante sí un panorama desolador, ya que las posibilidades de reiniciar sus actividades chocan de frente con la ausencia de alternativas, pues las Alcaldías son incapaces de promover por sí mismas estrategias para generar fuentes de ingreso y tampoco cuentan con la asistencia técnica de la Gobernación para este fin.

Se esperaría que las autoridades departamentales estuviesen pensando seriamente en un modelo de desarrollo económico local, que ofertara soluciones reales para que la gente pudiera asociarse y ejecutar proyectos productivos que garantizaran los ingresos mínimos que necesitan para poder vivir. Pero no es así.

Este creciente desempleo en Risaralda está conduciendo a un aumento increíble de la pobreza y la miseria y la respuesta que entrega la institucionalidad es la distribución de mercaditos sociales de menos de cuatro dólares cada mes.

lunes, 17 de mayo de 2010

HAY QUE RESCATAR A RISARALDA

Risaralda se está empobreciendo ante la mirada impasible de su clase dirigente. Este Departamento, que fue ejemplo nacional de crecimiento y que logró que su población tuviera un ingreso per cápita muy superior al promedio nacional, ahora es mirado con lástima desde las altas esferas del país.

Las cifras dicen que en Risaralda crece el número de pobres de manera constante. Muestran un aumento de la desnutrición infantil. Dejan ver cómo un mayor número de estudiantes deserta de escuelas y colegios. Revelan que los municipios se están desocupando en un proceso migratorio presionado por la falta de oportunidades.

La realidad también cuenta que los índices de desempleo son increíblemente altos, que la producción agropecuaria sigue descendiendo y que la generación de riqueza local se ha resentido.

El departamento no tiene una política seria de desarrollo económico y sus indicadores de productividad y competitividad cada vez lo rezagan comparativamente a nivel nacional.

Aquí se ha creído de manera equivocada que los problemas de hambre se pueden solucionar únicamente con programas asistencialistas que se traducen en la entrega de mercados mensuales de diez mil pesos, y que el inmenso atraso se puede superar con pequeñas obras comunitarias.

Risaralda no está en capacidad de resistir un modelo de gobierno basado en la micropolítica. Necesita de una mirada gerencial responsable que sea capaz de diseñar acciones de choque que vuelvan a poner este territorio en el camino correcto.

Es un desaguisado tratar de seguir insistiendo en proyecto inanes, cuando de lo que se trata es de avanzar en la construcción de un modelo de desarrollo que identifique al departamento y garantice generación de empleo e incremento del producto interno.

viernes, 14 de mayo de 2010

LAS VENTAJAS DE TENER UN BUEN GOBERNADOR

Edificante ver cómo Eduardo Verano de La Rosa y Horacio Serpa Uribe, son los líderes indiscutidos de sus departamentos y lograron construir un modelo de gestión pública que cuenta con el respaldo de todos los sectores sociales, económicos y académicos.

Qué gusto saber que estos gobernadores fueron capaces de concertar los lineamientos básicos del desarrollo para devolverle competitividad, productividad e importancia a sus territorios, que venían de atravesar momentos muy críticos en el manejo de las responsabilidades y las finanzas públicas.

Tanto Verano como Serpa lograron que el gobierno nacional los mire con respeto, que dialogue con ellos al mismo nivel, que haya acuerdos y no imposiciones, y que las inversiones de la administración central sean consideradas una contribución al crecimiento y al bienestar social y no una dádiva.

Atlántico y Santander definieron su futuro desde el Plan de Desarrollo. Entendieron los gobernadores que este era el instrumento que les marcaba la ruta de su gobierno. No hicieron un documento por cumplir con una formalidad legal, sino que se dedicaron a planear para poder ejecutar responsablemente. Hoy están recogiendo los frutos.

Son palpables los avances que se han obtenido en estos dos departamentos en disminución de pobreza y miseria, al punto de que la cooperación internacional se suma a sus iniciativas para mejorar el perfil productivo de los municipios, lo que conlleva grandes beneficios para la gente.

Los ciudadanos de estos territorios no se equivocaron al escoger a sus gobernantes. Lo hicieron con responsabilidad cívica. Entendieron que un buen Gobernador es capaz de jalonar nuevos procesos, liderar iniciativas innovadoras y conducir a los habitantes hacia mejores escenarios de bienestar.

Conscientes de todo lo bueno que está pasando en Atlántico y Santander, pero también en Nariño y Cundinamarca, tenemos que admitir que en Risaralda vamos en contravía de ellos. Algún día volveremos a tener un buen Gobernador. No perdamos las esperanzas.

sábado, 8 de mayo de 2010

LA GENTE ESTABA BUSCANDO UN LÍDER MORAL Y ENCONTRÓ A MOCKUS


El uribismo, elevado a la categoría de amo absoluto del devenir político colombiano, consideró que los monumentales escándalos de corrupción en el gobierno no tendrían ningún impacto entre la sociedad colombiana, y que el Presidente y su séquito podían seguir caminando incólumes por todo el territorio nacional.

Cuando todo hacía pensar que Colombia se conformaría con seguir trasegando el camino tortuoso de la corrupción y que sólo se escucharía el discurso de la seguridad democrática, cuyos resultados están siendo seriamente cuestionados, apareció incontenible e impetuosa una multitud de ciudadanos que está en favor de un cambio de paradigma en el manejo del Estado.

Hasta hace 45 días Santos se mantenía imperturbable en la cumbre de las encuestas. Nadie ponía en duda su triunfo. Ya caminaba y hablaba como Presidente de la República. Pero todo este escenario se le vino abajo con la irrupción de un gigantesco movimiento cuyo discurso sustancialmente se basa en la legalidad, la decencia y la transparencia.

El uribismo nunca contempló que una propuesta apalancada en la moral pública sería el antídoto para despertar a millones de colombianos que estaban embrujados por un supuesto estado de seguridad y tranquilidad, que se convirtió en el manto que ocultaba las peores y más corruptas prácticas que el país recuerde en su historia reciente.

La foto del exministro Arias y el Ministro Fernández, sonrientes y desafiantes, luego del debate en el Congreso sobre Agro Ingreso Seguro, que fue ampliamente ganado por la aplanadora uribista; el beneficio de los hijos del Presidente con las zonas francas; las chuzadas del DAS; el asesinato de miles de personas por agentes pertenecientes al Estado; la liberación de militares inculpados por los mal llamados “falsos positivos”; las maniobras para no permitir que se descubriera la verdad sobre las comisiones para la compra de equipo militar; el proceso ilícito de financiación de la recolección de firmas para el Referendo reeleccionista; el pago a congresistas para votar la primera reelección; la manipulación gubernamental para asegurarse la segunda reelección; decenas de políticos afines al gobierno juzgados por paramilitarismo; la creación del PIN; y el convertir los salones de la Casa de Nariño en tertuliadero de criminales, son apenas algunas de las razones para que los electores estén asqueados y quieran un cambio.

Los ciudadanos empezaron a pensar en alguien que pudiera dirigir una revolución ética y fuera capaz de llevar al país a un sitial que ofreciera más dignidad y transparencia. Y frente a ellos apareció Mockus, quien venía defendiendo un discurso basado en su experiencia y en sus resultados, que precisamente se caracterizan por defender los recursos públicos y por tratar de proteger la vida de la gente.

Antanas Mockus se erige como ganador de todas las encuestas que se realizan sobre preferencia electoral para Presidente de la República, tanto en primera como en segunda vuelta. En unas aventaja a Santos por 4 puntos y en otras por 12. Estos resultados averiaron la estrategia electoral de Santos, que no tuvo otra alternativa, ante el fracaso inminente, que contratar a JJ Rendón, un experto en publicidad negra, con el fin de tratar de desprestigiar a sus contendores, tal como ocurrió hace cuatro años cuando este personaje venezolano trabajaba para el partido de la U y fue declarado persona no grata por el Congreso.

Es evidente que un ciclón de color verde está a punto de destruir el horrendo sistema político que se entronizó en la democracia colombiana durante los últimos ocho años.

miércoles, 28 de abril de 2010

A SANTOS SE LE ACABARON LOS ELECTORES


Al candidato Juan Manuel Santos parece que se le acabaron los electores. Las intenciones de voto en su favor se han estancado en cerca del 30%, mientras su competidor directo, Antanas Mockus, ha subido en la decisión electoral de los colombianos 20 puntos en el último mes, de acuerdo con cuatro encuestas distintas, las que también lo ponen a ganar en la segunda vuelta.

Hasta comienzos del mes de abril, Santos parecía un candidato indestronable. Luego de las elecciones parlamentarias, donde triunfó el Partido de la U, las huestes uribistas ya lo veían como seguro ganador. Él se solazaba viendo cómo se destrozaba el Partido Conservador, seguro de que la mayoría de los militantes godos llegarían a su redil sin ningún problema. Las encuestas decían que él triunfaría en segunda vuelta con holgada diferencia. Su discurso de promoción del miedo estaba dando los resultados esperados.

Sin embargo, el país cambió repentinamente de rumbo. La gente empezó a mirar con especial simpatía la propuesta política presentada por la alianza Mockus – Fajardo, basada en la transparencia, la legalidad y el desarrollo humano. Los ojos de los electores apuntaron hacia un grupo político que apenas sí marcaba en los sondeos de opinión. Los más entusiastas fueron los jóvenes, quienes se metieron por entero en la modernidad comunicacional y a través de redes virtuales catapultaron a los exalcaldes, poniéndolos hoy con altas probabilidades de ganar las elecciones presidenciales.

La estrategia de Santos ha estado apuntalada sobre la altísima favorabilidad del presidente Álvaro Uribe, sin entender que para sabiduría popular una cosa es Uribe y otra cosa muy distinta cualquier otra persona, lo que se refleja en el hecho de que en las elecciones regionales perdieron todos quienes recibieron el guiño presidencial, tal es el caso de Enrique Peñalosa, Juan Lozano, Sergio Naranjo, Luis Pérez y Francisco Lloreda.

Los asesores del candidato de la U, tampoco fueron capaces de leer de manera oportuna lo que estaba pensando el electorado e insistieron en un discurso contrario a las expectativas de los ciudadanos, quienes en vez de guerra interna y confrontación con los países vecinos, esperaban que alguien les hablara de empleo, educación, salud y anticorrupción.

Otro de los errores que tiene en jaque a Santos, es la escogencia de su candidato a la vicepresidencia, que resultó ser un personaje que no logró empatía con el uribismo pura sangre, pues lo califican como un peligro para la seguridad democrática, que no está sintonizado con el ideario del Presidente debido a su pasado comunista y no es garantía para asumir el poder si ello fuese necesario. Angelino Garzón espantó a muchos y no llevó votos a la campaña.

El estancamiento de Santos también se debe a que los más importantes organismos internacionales de derechos humanos de la OEA y Naciones Unidas, han mostrado con horror ante el mundo el caso de los falsos positivos que ocurrieron durante el presente gobierno, muchos de ellos mientras el candidato de la U era Ministro de Defensa.

Las peleas promovidas por Santos con los presidentes Chávez y Correa, han creando una sensación de inestabilidad y de guerra, que la gente no está dispuesta a tolerar, y prefieren acuerdos diplomáticos para normalizar las relaciones con Venezuela y Ecuador, y poder reactivar el comercio que hoy está paralizado y que perjudica de manera directa a cerca de dos millones de personas.

Paradójicamente, el presidente Uribe, que es el verdadero sustento de la campaña de Santos, se ha convertido también en su verdugo en las últimas semanas, debido a que sus declaraciones contra Mockus han sido recibidas por una franja muy grande de colombianos, como una intromisión inaceptable en la campaña presidencial y han preferido apoyar opciones distintas a la que ofrece la U.

El equipo estratégico de Santos no fue capaz de sostener el excepcional apoyo que tenía su candidatura entre los medios de comunicación, los que se han ido deslizando paulatinamente hacia la propuesta de Mockus, porque la ven más atractiva y con un respaldo social más creciente.

Y, finalmente, Santos está siendo castigado electoralmente por los ciudadanos jóvenes, que viven en las áreas urbanas, que están mejor educados y que pertenecen a los estrados 3 a 6, y sólo se queda con el apoyo de la pobrería, que ha sido inducida a votar por él, con la expectativa falsa de que es el único que les garantiza los subsidios que da el Estado.

domingo, 11 de abril de 2010

SANTOS – MOCKUS. MUY DIFERENTES

Cuán diferentes son las duplas Santos – Garzón y Mockus – Fajardo. La primera representa un discurso continuista en favor de la confrontación interna, la salida militar del conflicto, el recorte de libertades, la disminución de la inversión social, el privilegio creciente de los sectores más ricos de la población y el comportamiento belicista contra los países vecinos. La segunda dupla, dice que centrará gran parte de sus esfuerzos en construir un país más equitativo, más justo, más inteligente y más competitivo y que apelará a la fuerza del Estado para proteger la seguridad interna, pero respetando la legalidad.

Son dos discursos muy distintos. Uno maquilla el pasado y el otro nos pone de cara al futuro. Uno representa la continuidad de una política que fracasó en casi todos los frentes, a pesar del gran apoyo popular; el otro se posa en el bienestar, en el respeto y en la apertura de posibilidades para construir un futuro más próspero.


La personalidad de los candidatos también es diametralmente distinta. La primera dupla está constituida por unos expertos saltimbanquis, carentes de principios ideológicos y dispuestos a la traición y la deslealtad con el fin de conseguir sus objetivos. La segunda dupla la conforman soñadores, que piensan que la vida y los recursos públicos son sagrados, que no concertan con la politiquería tradicional y en ocasiones parecen tan utópicos en sus mensajes, que son descalificados por un sector de la sociedad que no alcanza a comprender la complejidad de sus argumentos.


Las recientes encuestas demuestran que Santos ha llegado a un techo momentáneo de intención de voto, que crecerá con la reacción desesperada de la derecha, que prefiere dejar las cosas como están y proteger sus intereses de clase. Mockus, por su lado, viene creciendo como la espuma, empujado por una reacción ciudadana que aspira a construir un futuro más promisorio para sus hijos, no en medio de los fusiles y el baño de sangre, sino en los colegios y universidades, en los laboratorios y en medio de la ciencia y la tecnología.


Santos está rodeado de un grupo de gentes que se ha encargado de dilapidar y apropiarse de los recursos del Estado, que defienden al viejo país, que quieren mandar a los pobres a la guerra para que defiendan sus intereses, que auspician el miedo como estrategia política y que son los responsables de las increíbles cifras de desequilibrio, pobreza y miseria que acaba de publicar el mismo gobierno y que prevalecen en todos los rincones de Colombia.


Mockus está siendo apoyado por una masa creciente de jóvenes que desde los colegios, las universidades y los barrios crean con entusiasmo redes sociales para difundir el pensamiento esperanzador del Partido Verde. A él empezaron a rodearlo organizaciones sociales, socialdemócratas, trabajadores, artistas, escritores, pequeños empresarios, amas de casa y campesinos, que vislumbran en su propuesta una Colombia que sí tendrá oportunidad de marchar hacia la modernidad.


Los colombianos tenemos, como en muy escasas ocasiones en nuestra historia contemporánea, la posibilidad de escoger entre dos propuestas realmente distintas, no sólo por su contenido, sino por las personas que las defienden.

lunes, 15 de marzo de 2010

EL BALANCE ELECTORAL EN RISARALDA

Dos hechos fueron sustanciales para que el Partido Conservador de Risaralda lograra una curul para el Senado y dos para la Cámara de Representantes. El primero, la inyección económica y electoral del ex senador Habib Meregh, y el respaldo a fondo que le dio la alcaldesa de Dosquebradas a su esposo.

El Partido Conservador, sin el apoyo de estas dos fuerzas, sin duda se hubiera mantenido en la cifra histórica de los 33.000 votos y no hubiera subido hasta los 68.000 sufragios, tal como ocurrió el domingo pasado.

Habib Meregh fue el arquitecto del triunfo del dirigente belumbrense Diego Naranjo en la Cámara, quien triplicó su votación con respecto a 2006 y sumó 24.933 votos. También contribuyó a esta causa la concejala de Pereira, Judith Giraldo.

De otro lado, los 16.404 votos de Ricardo Valencia para la Cámara, consolidan a su esposa, Luz Ensueño Betancur, como una figura electoral en Risaralda, con quien deberán contar para escoger autoridades locales en las elecciones de 2011.

Sin embargo, el triunfo de la familia Meregh en las elecciones del domingo quedó afectado por un sinsabor: el reducido guarismo alcanzado por Sammy Meregh en Risaralda en sus aspiraciones al Senado, que apenas sí llegó a 24.000 votos, un 40% menos que Enrique Soto Jaramillo del Partido de la U, quien superó la barrera de los 40.000 votos a nivel departamental.

Aunque Sammy Meregh tiene asegurada su curul en el Senado, es claro que su hermano Habib perdió gran parte de las opciones de convertirse en el jefe político de Risaralda y son muy escasas sus posibilidades de ser Alcalde de Pereira, excepto que en torno a él se concentren los otrora poderosos jefes liberales, que el domingo salieron derrotados.

--

Diego Patiño Amariles sufrió en las elecciones del domingo para retener su curul en la Cámara de Representantes. Debió enfrentar, en solitario, una lucha frontal contra todos los jefes de los distintos matices liberales de Risaralda, y los derrotó.

El exalcalde Juan Manuel Arango, el exparlamentario Octavio Carmona, el senador Germán Aguirre, el representante Juan Carlos Valencia, el ex gobernador Carlos Alberto Botero, el ex gobernador Ernesto Zuluaga y el presidente del directorio liberal de Pereira, Alonso Molina, se unieron en un “Todos contra Patiño” y respaldaron a Vivian López de Carmona, una entusiasta líder liberal sin mayores pergaminos. Al final, cada uno de ellos le aportó en promedio 3.000 votos, una cifra totalmente insuficiente.

Patiño les ganó por más de 1.200 votos a todos estos jefes liberales. Es la segunda derrota en serie que les propina. Ya había ocurrido algo similar en la consulta interna del Partido Liberal en noviembre pasado.

Patiño queda como jefe del liberalismo en Risaralda. Muy seguramente, hacia adelante, funcionará la alianza con el senador Enrique Soto, lo que abriría la opción de presentarse a las elecciones de 2011 con candidatos para Alcaldía de Pereira y Gobernación de Risaralda, a través de una alianza política que sin duda arrojará guarismos interesantes.

Con los resultados del domingo quedan enterradas las opciones de Aguirre y Botero de aspirar a la Gobernación. Las posibilidades de Arango de llegar a una tercera alcaldía pereirana son casi inexistentes. El interés de Alonso Molina de poner su nombre para la Alcaldía queda aplazado. El futuro de Carmona es sombrío, porque ya no tiene ningún poder, pues fue marginado burocráticamente de la Alcaldía de Perera y muy seguramente se verá menguado en la Gobernación, ya que el mandatario departamental tendrá que hacer un reacomodo frente a las nuevas realidades políticas.

--

Lo de Enrique Soto fue excepcional. Hacía mucho tiempo un dirigente local no superaba los 40.000 votos en las elecciones para Senado en Risaralda. Y este hombre lo logró, gracias a una sumatoria de fuerzas políticas y comunitarias, que le permitieron armar un escenario que le garantizó no sólo su triunfo, sino arrastrar a Didier Burgos para que fuera Representante a la Cámara, con la segunda votación más importante para esta Corporación en el departamento.
Con los guarismos electorales que alcanzó, Soto enterró la vida política de Martha Helena Bedoya y cercenó cualquier aspiración cercana de Elsa Gladys Cifuentes, dos dirigentes que se colaron en el Partido de la U, luego de haber militado en distintas colectividades.

En su nuevo rol de senador de la República y siendo el gran triunfador de la jornada electoral, los pasos siguientes serán, sin duda, consolidar un gran frente de trabajo con miras a las elecciones locales de 2011, donde tiene el compromiso de mantener en poder de la U la Alcaldía de Pereira y propiciar un acuerdo para la Gobernación de Risaralda, el que muy seguramente sellará con el Partido Liberal.

--

En comentarios anteriores, había anotado el riesgo que representa la incultura política de los electores risaraldenses. Infortunadamente se cumplió el vaticinio del aumento de los votos nulos y tarjetas no marcadas. El hecho de que cerca de 60.000 de los votos totales depositados en Risaralda no se pudieran contabilizar afectó gravemente la posibilidad de tener candidatos a la Cámara con más votos y, por lo menos, un Senador más de este departamento.

jueves, 11 de marzo de 2010

ANGELINO Y LOS URIBISTAS PURA SANGRE


Apenas en el precalentamiento de su campaña presidencial, Juan Manuel Santos acaba de meterse en un lío de padre y señor mío con la designación de Angelino Garzón como su fórmula vicepresidencial.

Santos, quien viene punteando las encuestas de intención de voto y representa a los sectores de la derecha, tendrá en adelante una tarea muy difícil: convencer a sus seguidores de que Garzón y él son ideológicamente gemelos y ambos están de acuerdo con una solución militar al conflicto colombiano.

A los partidarios de enfrentar militarmente a la guerrilla todavía les resuenan en los oídos las declaraciones de Garzón, de hace menos de tres años, cuando propugnaba como gobernador del Valle por una zona de despeje en Pradera y Florida para hablar de paz con las FARC.
Personas que respaldan a Santos dicen tener una gran inquietud: "Si Santos es presidente y tiene que abandonar el cargo, ¿Garzón sí será capaz de encarnar los fundamentos de la Seguridad Democrática?”

Un uribista de primera línea, sin duda, preferirá buscar una fórmula distinta en Cambio Radical o en el Partido Conservador, antes que depositar toda su confianza en una persona que fue miembro de los cuadros del Partido Comunista, ejerció como vicepresidente de la Unión Patriótica y ayudó a fundar la Alianza Democrática M–19.

Desde otra perspectiva, la pretensión de Santos de atraer el centro y la izquierda a su propuesta política tropieza con la desconfianza que despierta Garzón en estos círculos, ya que él no ha sido capaz de explicar con prestancia por qué aceptó, durante su exitosa campaña a la Gobernación, el respaldo de Carlos Herney Abadía y Juan Carlos Martínez, jefes de la política del Valle, quienes han enfrentado graves problemas con la justicia por delitos de narcotráfico y paramilitarismo.

La izquierda cuestiona la coherencia entre la propuesta de Garzón de convertirse, una vez sea electo vicepresidente de Colombia, en defensor de los derechos humanos, y su silencio por los asesinatos cometidos por agentes del Estado en contra de campesinos, líderes sindicales, delincuentes de poca monta e inimputables, precisamente durante la gestión de Santos como ministro de la Defensa.

En el mundo de la política se tiene la certeza de que Angelino Garzón es una buena persona, que no ha estado enredado en problemas de corrupción por el manejo de recursos públicos, pero que es un oportunista político que fue capaz de saltar desde la bandera comunista enarbolada por Gilberto Vieira a la mesa donde se sentaban los ex guerrilleros del M – 19, e irse de allí para el gabinete de Andrés Pastrana para luego deslizarse y conseguir el respaldo de reconocidos políticos corruptos del Valle. Posteriormente, dio un salto hacia las entrañas del Gobierno del presidente Uribe, quien lo nombró su embajador, cargo al que acaba de renunciar para quedarse, por el momento, atrapado en el sombrero del Partido de la U y en los brazos de Juan Manuel Santos.

Si llega a la Vicepresidencia, Garzón ya no iniciará sus intervenciones públicas con su histórica frase de batalla en el Valle: “Así gobierna la izquierda”. Ahora arrancará con una sentencia fuerte y demoledora: “Así gobierna la derecha”.

Su habilidad de saltimbanqui genera sospechas entre los uribistas pura sangre y menosprecio entre los militantes de la izquierda. ¡Vea usted!

miércoles, 24 de febrero de 2010

DIEGO PATIÑO, EL JEFE DEL PARTIDO LIBERAL EN RISARALDA

Diego Patiño Amariles se perfila como uno de los grandes ganadores en las elecciones para Congreso el 14 de marzo. Las encuestas electorales aseguran que él podría estar por encima de los 40.000 votos, dado que ha logrado consolidar en torno suyo a la mayoría de concejales liberales de Risaralda y a la casi totalidad de quienes fueron aspirantes por este partido a la Asamblea, en las elecciones de 2007.

Si esto sucede, Patiño se elevaría nuevamente a la condición de gran elector, arrastraría un segundo renglón para la Cámara de Representantes y se convertiría en el jefe máximo del Partido Liberal en Risaralda.

Incluso, los más acérrimos contradictores de Patiño, tienen la certeza de que él será de lejos la mayor votación para el Congreso en Risaralda. En meses pasados dio una muestra de lo que podrá ocurrir en marzo. Sucedió durante la consulta interna del liberalismo, donde él sólo, le ganó a una conjunción de fuerzas alrededor de Octavio Carmona y duplicó los votos que sacaron sus tradicionales contendores Juan Manuel Arango, Germán Aguirre y Juan Carlos Valencia. Además, fue capaz de ponerle más de 11.000 votos al precandidato Aníbal Gaviria, lo que demuestra su capacidad de liderazgo electoral.

Patiño sustentará su triunfo en gran medida en los municipios del occidente de Risaralda, incluidos varios de tendencia conservadora, donde las gentes le reconocen su gran aporte al desarrollo de las infraestructuras físicas, la modernización de los servicios públicos y el mejoramiento de la atención en salud y educación. Además, se calcula una alta votación en Pereira, cosa que en el pasado le fue esquiva.

Patiño, que fue dos veces Gobernador de Risaralda, sigue viviendo de los resultados de su gestión, considerados por sus seguidores como históricos e inigualables.

jueves, 18 de febrero de 2010

LOS INTERESES QUE SE MUEVEN EN COMFAMILIAR

El 29 de septiembre de 2004, en las instalaciones de Comfamiliar, se celebró la asamblea de constitución de la Fundación Social Colombiana de Salud – Colsalud, a instancias de Maurier Valencia Hernández, director administrativo de la Caja de Compensación Familiar de Risaralda.

Entre los gestores y directivos de esta Fundación aparecen, además del señor Valencia Hernández, otros funcionarios de Comfamiliar como Sonia María Rodríguez (entonces Secretaria General), Juan Carlos Estrada, Luz Mary Moreno Gómez y José Fernando Murcia Ríos. Así como Evelio Valera y Javier Antonio Mejía Ochoa, miembros del Consejo Directivo.

El propósito de Colsalud es trabajar en capacitación, investigación y promoción de la salud; gestionar, administrar, ejecutar, controlar, comercializar y evaluar planes, proyectos y programas de orden social, económico y de infraestructura.

Durante este lustro de su creación, Colsalud ha realizado contratos y convenios con distintas entidades y empresas, incluso con Comfamiliar.

Comfamiliar y Colsalud parecen ser una misma cosa. Maurier Valencia utiliza las instalaciones de la Caja para gestionar operaciones de la Fundación, realizar reuniones y firmar acuerdos comerciales. http://www.colsalud.org.co/#

Los funcionarios de la Caja, consultados para esta columna, dijeron que ellos son conscientes que Colsalud es manejado directamente por Maurier Valencia, que allí puso a trabajar durante un tiempo a su hija Isabel Cristina Valencia y que esta Fundación provee bienes y servicios a la Clínica de Comfamiliar. Además, tienen la convicción de que no hay incompatibilidad en que Valencia sea tanto director de Comfamiliar como miembro de la junta directiva de Colsalud http://www.colsalud.org.co/contenido/10/Miembros_Junta_Directiva y mucho menos que existan problemas jurídicos para que las dos instituciones hagan negocios.

La comunión de intereses de las dos entidades, despierta muchos comentarios, por ejemplo, que coincida la férrea defensa que hizo el director de la Cámara de Comercio de Pereira, Eric Duport Jaramillo, de la gestión del director de Comfamiliar, Maurier Valencia; con el nombramiento de su esposa, la exreina de belleza, Natalia Londoño Builes, como Directora Ejecutiva de Colsalud.

Aunque en ninguna parte aparece Colsalud como una fundación adscrita o asociada a Comfamiliar; y a pesar de que no es clara la existencia de colisión de intereses en la coincidencia de los nombres de sus directivos; lo que sí queda es la sensación de que los afiliados a la Caja, los empresarios y el gobierno, requieren una explicación sobre cómo se manejan los recursos allí y cuál es la norma de transparencia e igualdad en el manual de contratación.

El doctor Valencia Hernández debería explicar este caso, con el fin de no afectar la credibilidad de Comfamiliar, y hacer claridad sobre cómo se adjudican las obras de infraestructura, los puntos de venta en los escenarios deportivos y culturales, la organización de eventos, la compra de medicamentos, los programas turísticos y la intermediación de seguros. Muy posiblemente con explicaciones creíbles, se cortarían de tajo los comentarios maliciosos que abundan en los pasillos de la Caja.

Valencia, quien creó un ambiente enrarecido para evitar que se escogiese Director Administrativo para reemplazarlo, y logró que el Consejo Directivo lo mantuviera en su cargo, según se desprende de las declaraciones de Diego Cataño. http://www.latarde.com/economica/93-notas-economica/22274-maurier-valencia-se-queda-en-direccion-de-comfamiliar.html Esto quiere decir que fue capaz de abortar, en un acto irresponsable, inexplicable y muy sospechoso, el proceso de meritocracia que se estaba siguiendo y al cual respondieron 46 profesionales de las más altas cualidades.

Él mismo se encargó de ir minando cada uno de los nombres de los postulados con mayor opción y le comunicó al Consejo Directivo que estaría dispuesto a “sacrificarse” en bien de Comfamiliar y seguir ocupando el cargo, tal como lo ha hecho durante 26 años.

En ese trabajo de orfebre, Valencia propicio que no tuvieran en cuenta los nombres del exgobernador Carlos Botero y del empresario Juan Alejandro Ángel, dizque por no cumplir con los requisitos de ser profesionales en áreas económicas. Luego les dijo a algunos consejeros que un exministro conservador estaba bregando en favor de Mauricio Vega, cosa que resultó ser falsa. También dejó filtrar la información de que el exalcalde Juan Manuel Arango estaba presionando para que escogieran a Juan Carlos Grillo. Entregó documentos sobre las supuestas inhabilidades del secretario de gobierno Germán Darío Saldarriaga. Tuvo jugando a su director administrativo suplente, José Fernando Murcia Ríos, en caso de que fracasara su estrategia de quedarse en el cargo.

En este frustrado proceso de escogencia, también fue vergonzoso el proceder de los representantes de los gremios ante el Consejo Directivo, quienes fijaron las reglas de juego y luego se inscribieron como candidatos, generando un rechazo general de la comunidad empresarial.
La permanencia de Maurier Valencia en la Dirección de la Caja de Compensación Familiar es una bofetada a la meritocracia, quedan en duda sus verdaderas intenciones, lo obliga a tener que dar explicaciones sobre sus actuaciones pasadas, lo pone en la mira de los trabajadores y empresarios, que le exigirán que su gestión la haga de frente a la sociedad y hará que la Superintendencia del Subsidio sea más eficiente en su tarea, menos permeada por el amiguismo y que abandone su tradicional comportamiento del “tapen, tapen”.

domingo, 7 de febrero de 2010

HACIENDO CÁLCULOS PARA LA CÁMARA DE REPRESENTANTES EN RISARALDA

Risaralda tiene por mandato legal cuatro cupos en la Cámara de Representantes. En las elecciones de hace cuatro años votaron 240.882 personas pero sólo hubo 183.184 votos por los partidos políticos, debido a que se anularon 51.045 papeletas y los votos en blancos sumaron 6.649.

En esa ocasión el Partido Liberal logró 68.607 votos, o sea, el 36.14% del total de las papeletas válidas y alcanzó dos curules con Diego Patiño Amariles y Juan Carlos Valencia. Siguió el Partido de la U con 50.480 votos (26,59%) y un cupo para Carlos Enrique Soto. El Partido Conservador llegó a 33.156 votos (17.47%) y una posición para Diego Naranjo.

Otras votaciones fueron la de Mira (13.497), Polo Democrático (8.241), Opción Centro (4.130) y C4 (3.187).

Para las elecciones de 2010, es muy posible que los votos válidos alcancen la cifra de 230.000, una vez descontados los nulos, que podrían superar los que se observaron en las elecciones más recientes para Gobernador en 2007 (40.300) y parecerse a los de 2006 (51.045). Esto indicaría que el cuociente electoral estaría cercano a los 57.000 votos y el umbral rozaría los 29.000 sufragios.

A simple vista, los partidos Liberal, la U y Conservador no tendrán mayores dificultades en conquistar cada uno una curul. Las otras colectividades no tienen ninguna opción. La pregunta es cuál de esas tres agrupaciones políticas obtendrá la segunda curul. Miremos.

Al interior del Partido Liberal, de acuerdo con las encuestas en poder de las distintas agencias políticas, Diego Patiño Amariles tiene una mayoría muy consolidada, que le permitiría estar por encima de los 40.000 votos. En el Partido de la U, las intenciones electorales favorecen a la señora Martha Bedoya con una ventaja no muy holgada frente a Didier Burgos, en tanto en el conservatismo hay una cerrada lucha entre Ricardo Valencia y Diego Naranjo.

Las proyecciones electorales indican que el Partido Liberal se acercaría a 70.000 votos, la U sumaría alrededor de 60.000 y el Conservatismo estaría por los 52.000. Muy seguramente la cuarta curul a la Cámara sería para la liberal Vivian López de Carmona, quien obtendría esa dignidad gracias a que la arrastraría la votación del actual parlamentario Diego Patiño Amariles, quien es objeto desde hace varios años de una persecución implacable por parte del exrepresentante Octavio Carmona Salazar. En otras palabras, el arrollador éxito político de Patiño, será el trampolín para la supervivencia de su más acérrimo contradictor.

Finalmente, si en el partido conservador gana Ricardo Valencia, esa posición la perdería en una demanda ante el Consejo de Estado, dado que hay evidencia jurídica de que estaría inhabilitado porque su esposa es Alcaldesa y tiene autoridad administrativa en un territorio que hace parte de la jurisdicción electoral para la Cámara dentro del Departamento. Previendo esto, por ejemplo, la tía de Simón Gaviria renunció a la Secretaría de Cultura de Bogotá para no inhabilitar a su sobrino, que es candidato liberal por el Distrito a la Cámara, luego de que el expresidente Gaviria hiciera todas las consultas jurídicas al más alto nivel en las Cortes sobre este tema. Pero además, el señor Valencia tiene un cuñado como Secretario de Infraestructura de la Gobernación, que en el último año ha ejercido autoridad administrativa. Por mucho menos se han caído otros parlamentarios.

AL CIERRE. Se escuchan muchos ruidos sobre el manejo administrativo del Hospital San Jorge, que completa un año sin Gerente en propiedad. El Gobernador de Risaralda debería mirar con más atención este tema, porque la crisis en el Hospital sigue siendo excesivamente grave. Expertos aseguran que, si no se presentan soluciones inmediatas, en un año tendrá que cerrar sus puertas.

martes, 2 de febrero de 2010

HACIENDO CUENTAS SOBRE EL SENADO EN RISARALDA

Risaralda logró tres escaños en el Senado de la República en las elecciones de 2006. En esa oportunidad se depositaron en Risaralda 245.152 papeletas. Germán Aguirre del Partido Liberal (34.601 votos), Habib Merheg de Colombia Viva (26.218 votos) y Gloria Inés del Polo Democrático (4.496 votos) fueron quienes lograron sus curules, pero ninguno de ellos fue capaz de llegar al Congreso sólo con los votos del departamento y requirieron ayuda electoral de otras regiones del país.

En dicha jornada electoral se presentaron algunos fenómenos que es oportuno recordar. La abstención alcanzó el 59,3%, partiendo del hecho de que el potencial de votación cobijaba a 602.294 personas en Risaralda. Los votos anulados fueron 43.646, o sea, el 17,8% del total de los sufragios depositados, una cifra muy superior a la alcanzada por cualquiera de los candidatos al Senado oriundos de Risaralda y que demuestra la incultura política de los votantes y la distorsión que causan los incentivos promovidos por el gobierno en favor de los electores. Las tarjetas en blanco sumaron 7.046.

De los 194.460 votos válidos para los distintos partidos, 90.004 se emitieron a favor de candidatos foráneos, mientras que los aspirantes de Risaralda consiguieron 104.456 votos. El partido Colombia Viva sólo permitió la fuga del 6.1% de sus votos. El 27.8% de los sufragios a favor del Partido Liberal fueron para candidatos de otras regiones. Los partidos locales de la U y Polo Democrático dejaron escapar más del 64% de sus votos. Al Partido Conservador de Risaralda se le fueron el 42.8% de los sufragios.

Los ciudadanos evidentemente aprovechan la circunstancia de que el Senado de la República se elige por circunscripción nacional, para premiar a los políticos más destacados del país y castigar la ineficiencia y la incapacidad de los dirigentes locales. Esto precisamente fue lo que sucedió en 2006 con las aspiraciones de las señoras Isabel Mejía y Gladys Cifuentes, quienes salieron derrotadas electorales en las urnas.

Los electores también envían mensajes muy contundentes durante las elecciones. Por ejemplo, Rodrigo Rivera en 1998 alcanzó cerca de 80.000 votos, para caer a 31.348 en 2002, obligándolo a renunciar a cualquier aspiración congresional en 2006. Habib Merheg obtuvo 38.666 votos en 2002 y bajó a 26.218 en 2006. María Isabel Mejía se descolgó desde 38.798 votos en 2002 a 11.631 en 2006.

La incógnita que surge hoy es qué podrá ocurrir en las elecciones parlamentarias de 2010. Partiendo de lo sucedido en las elecciones para autoridades locales en 2007, se pensaría que los votos depositados llegarán a 330.000 y que los válidos podrían acercarse a los 240.000. La votación por candidatos distintos a los de Risaralda podría ser de 110.000, con lo cual quedarían aproximadamente 130.000 para repartirse entre los aspirantes locales inscritos: Elsa Gladys Cifuentes, Enrique Soto Jaramillo, Juan Carlos Valencia, Sammy Meregh, Juan Hurtado Cano, Gloria Inés Ramírez y Eduardo Cardona.

De acuerdo con sondeos de opinión que manejan las campañas, la mayor votación la obtendría Soto Jaramillo quien estaría cercano a los 36.000 votos, seguido de cerca por Meregh. Y ya muy lejos Valencia, la señora Cifuentes, Hurtado, la senadora Ramírez y Cardona.

En resumen, Risaralda estaría conquistando muy seguramente dos curules con Soto y Meregh, Y una tercera si el sector comunista del Polo Democrático se alinea en torno a la aspiración de Gloria Inés Ramírez.

domingo, 24 de enero de 2010

EL ENGAÑO DE LA AUTOPISTA DEL CAFÉ

Quedé pasmado cuando leí la noticia de que la Presidencia de la República expediría un decreto aprobando un otrosí al contrato de concesión de la Autopista del Café, autorizando una adición en el presupuesto de obra por 110 millones de dólares y ampliando el plazo de dicha concesión hasta 2032. Este es un nuevo capitulo de una historia del absurdo.

La historia comenzó cuando en el gobierno de Ernesto Samper se adjudicó la concesión para la modernización de la vía que une las ciudades de Armenia, Pereira y Manizales y donde el ganador se apalancaría con los dineros recaudados del peaje, transferencias del presupuesto nacional y algunas inversiones que él haría, con el mínimo riesgo posible.

En otras palabras, los usuarios de la vía y los ciudadanos colombianos a través de los impuestos, pagaríamos más del 70% del costo de esta “Autopista” y a cambio le entregaríamos al concesionario la posibilidad de que la explotara íntegramente hasta 2026, fecha que ahora se ampliará hasta el 2032.

Luego de doce años encontramos que esta carretera está ejecutada a pedazos. Que ha tenido graves problemas en su consistencia estructural. Que avanza a pasos de tortuga. Que es un ícono de la ineficiencia administrativa, de la falta de transparencia de una empresa del sector privado, de la inoperatividad del Estado y de la abulia ciudadana. Y donde Pereira es la ciudad que lleva la peor parte de este exabrupto de la ingeniería nacional y de la improvisación pública.

Para terminar esta vía hacen falta muchas cosas, como construir la Variante Sur. Hacer los estudios de la conexión entre Punto 30 y la Terminal de Transporte. Determinar cómo ejecutar y financiar la conexión entre La Postrera y Santa Rosa de Cabal. Ejecutar la conexión del tramo entre El Jazmín y la Troncal de Occidente.

Pero al caído caerle. Se acaba de hacer pública la noticia de que aun no están comprados todos los predios en el municipio de Santa Rosa y que esta tarea le corresponde a la Gobernación de Risaralda.

El gobierno nacional y la concesión le han tomado el pelo a los risaraldenses. Y con toda seguridad, esta “Autopista” no estará terminada al finalizar esta década. Porque como dijo un funcionario de segunda categoría del Inco en reciente visita a Pereira, aun no hay fechas exactas para la expedición de decretos, ni para los cierres financieros, ni para el comienzo de las obras que aun faltan.

AL CIERRE. Inexplicable la campaña que está haciendo Maurier Valencia para quedarse en el cargo de Director de Comfamiliar, a pesar de tener el derecho a su jubilación. Existe la percepción de que ha cumplido una tarea relativamente buena durante 24 años. Si embargo, esa percepción está cambiando y las suspicacias están aflorando al conocerse su deseo de aferrarse al cargo. El doctor Valencia tiene la posibilidad de salir hoy por la puerta grande de Comfamiliar. El en el futuro, quién sabe, porque en los pasillos se dicen muchas cosas.

domingo, 10 de enero de 2010

LA TEMPERATURA ESTÁ LOCA

Esta semana los grandes supermercados, las tiendas especializadas en alimentos y los centros de acopio no ofrecían la gama completa de frutas, verduras y legumbres que tradicionalmente exhibían al comienzo de cada año. La explicación que me dio unos de los vendedores es que “el clima está como loco y nos tiene muy perjudicados, porque no hay agua suficiente para el riego, la temperatura en el día en la Sabana de Cundinamarca y Boyacá es casi igual a la de la Costa Atlántica y los fríos en el amanecer se pueden comparar con los que ocurren cerca de los páramos”

Esta es una explicación muy simple de una realidad muy crítica y compleja que está afectando inicialmente a los campesinos, muchos de los cuales han perdido sus cosechas, pero que terminará golpeando muy fuerte la economía del resto de las familias colombianas, una vez los precios de la comida aumenten significativamente debido a la escasez, lo que disparará la inflación muy por encima de los cálculos y predicciones del Banco de la República y del gobierno nacional, y se traducirá en mayor pobreza y más desempleo.

El actual fenómeno del Niño, que se extenderá hasta el mes de abril, hará disminuir la oferta hídrica en la mayor parte del territorio nacional, exacerbará los incendios forestales, generará racionamientos hidroeléctricos y dañará terrenos cultivables. Un panorama nada halagüeño.

Sin embargo, los anuncios del gobierno nacional en el sentido de que nada malo ocurrirá, que el país está preparado para esta ola de verano y que se garantiza la oferta de comida y energía, hacen parte de un libreto que busca impedir el pánico, la especulación con los precios y el acaparamiento de alimentos. Pero está demostrado que las autoridades colombianas se creen sus propias disculpas y se relajan frente a la necesidad de tomar decisiones drásticas y oportunas. Ya veremos antes de finalizar el mes de enero un oscuro balance sobre las inclemencias del clima y la aplicación improvisada de medidas para apaciguar las protestas sociales y empresariales frente a los efectos de la sequía.

Pero mientras en Colombia el calor es insoportable, en otras regiones del mundo el frio extremo ha provocado unas nevadas históricas, que han paralizado todo tipo de actividades, especialmente las productivas. Las comunidades de Estados Unidos, México, Europa Central y China, por ejemplo, soportan por estos días temperaturas muy inferiores a cero.

El cambio climático nos está mostrando una parte de lo que podrían llegar a ser sus peores consecuencias. A pesar de esto, las negociaciones para consolidar un acuerdo mundial sobre emisiones de efecto invernadero siguen en pañales ante el fracaso ocurrido en la cumbre de Copenhague, donde una lánguida declaración final no consiguió definir metas de obligatorio cumplimiento y se obviaron las necesarias verificaciones sobre los compromisos voluntarios anunciados por los gobiernos.

El cambio climático no es un juego. Será cada vez más crítico y afectará inicialmente a las familias más pobres, aquellas que viven en las zonas rurales y que dependen de la producción agropecuaria para su sostenimiento económico y el logro de su mínimo vital. Y si no se actúa de manera inmediata con proyectos de mitigación y adaptación, ya no serán sólo los más pobres quienes sufran las consecuencias de las sequias, las inundaciones, las enfermedades, las tormentas, los incendios y las nevadas. Todos estaremos cobijados por los mismos sentimientos de miedo, angustia, frustración y necesidad.