sábado, 13 de octubre de 2007

POBREZA Y MEDIO AMBIENTE

Uno de los grandes debates ambientales gira en torno al nivel de responsabilidad de la pobreza en la devastación de los recursos naturales y en la contaminación del entorno. La tesis más generalizada es que la pobrería busca en los bosques la madera para levantar sus viviendas, tener fuego y ganar terreno para la siembra de alimentos. Este tipo de comportamientos acelera los procesos erosivos e incrementa los niveles de riesgo por deslizamientos de tierra e inundaciones. Sus excretas y los residuos sólidos y líquidos que se originan en su vida cotidiana van a parar especialmente a las fuentes superficiales de agua, que son utilizadas para su propia ingesta, con lo cual se crea un círculo de contaminación y enfermedad que desmejora la calidad de vida de las personas y obliga a múltiples inversiones públicas en saneamiento básico y atención hospitalaria.
A esto se agrega que el sector productivo de los países subdesarrollados contribuye a que el círculo de la pobreza no tenga fin, pues se niega a invertir en tecnologías limpias y prefieren seguir enviando sus desechos a los ríos, al aire y a los botaderos de residuos a cielo abierto, que son precisamente los espacios que lindan con las comunidades más pobres y marginadas. El impacto ambiental de las acciones industriales iguala, e incluso supera la dimensión del problema que ocasionan las comunidades pobres, y los efectos más próximos se observan en la tierra arrasada por el uso de técnicas contaminantes; disminución de especies de flora; eliminación de bosques para propósitos agrícolas y pecuarios; desaparición de fuentes de agua y déficit en el inventario de biodiversidad. Esta contaminación de origen industrial, no es exclusiva de los países pobres, también se observa en las naciones ricas, y sus impactos, incluso, son mucho más drásticos, por ejemplo, con el uso excesivo de gases de efecto invernadero.
De este análisis de entorno surge una pregunta muy precisa «¿Cómo se puede pedir menos pobreza sin pedir a la vez menos población?»[2] Y la respuesta es que el crecimiento poblacional por sí mismo no es el causante de la pobreza, pues para que esta se consolide deben entrar en juego otras circunstancias como la desigualdad en la distribución de los recursos, la obsolescencia tecnológica, la falta de políticas productivas, la poca inversión en investigación, el desempleo estructural, la mínima atención frente a la ocurrencia de enfermedades mortales y el mal uso de los recursos naturales. Muchos países altamente poblados combaten las variables que conducen a la pobreza y se erigen como naciones desarrolladas, tal es el caso de China, que en las últimas dos décadas disminuyó en 42 puntos porcentuales el número de pobres[3].
Claro que cuando un país es pobre y mantiene un acelerado nivel de crecimiento demográfico, sin aumentos significativos de su riqueza, es muy probable que se reproduzca la pobreza con todas sus secuelas. Mientras que un país rico con modelos de contención poblacional incrementará el nivel de vida de sus habitantes y presionará una mejor distribución de la riqueza.
Lo que sí es claro es que existe una acción contaminante y depredadora tanto entre los pobres como entre los ricos. Aquellos lo hacen porque esquilman los recursos naturales para poder subsistir y porque sus tecnologías son inadecuadas y estos porque tienen un exceso de consumo que copan la capacidad de autorregeneración del ambiente.




[2] La pregunta fue formulada por el profesor Sartori, titular de la cátedra Albert Schweitzer en Humanidades de la Columbia University de New York y profesor emérito de la Universidad de Florencia.
[3] Reducción de la pobreza y crecimiento: Círculos virtuosos y círculos viciosos. Naciones Unidas, 2006

7 comentarios:

Gerardo Bernal Montenegro, Abogado. dijo...

Respetado Sr. Tobón, me interesa mucho su tema, de hecho, estoy haciendo una investigación sobre los “derechos humanos y la contaminación ambiental”, podría usted, por favor, hacerme partícipe de material que tenga sobre el tema, me comprometo a respetar los derechos e autor, muchas gracias,

tucumano dijo...

He llegado a este blog gracias a un portal de noticias sobre ecologia http://www.ecoportal.net/content/view/full/73438
Felicitaciones al autor del blog por su compromiso en pos del bienestar común.
Saludos desde Argentina.

LETICIA MENDOZA COLON dijo...

NO SE COMO PERO DE ALGUNA MANERA COMENCE A RECIBIR TUS CORREOS

LA VERDAD ME PARECEN MUY INTERESANTES YA QUE YO PERTENEZCO A UNA ORGANIZACION LLAMADA GREEN PEACE QUIZA TU TAMBIEN Y ESE FUE EL MEDIO PARA RECIBIR TUS CORREOS DE CUALQUIER MODO ME AGRADA LA IDEA DE SEGUIR RECIBIENDO TUS ARTICULOS QUE SON DE GRAN INTERES Y QUE REENVIO A MIS POCOS AMIGOS QUE CONCIENTES DE LA PROBLEMATICA MUNDIAL ACTUAL Y PARA QUIEN TENGA LA INICIATIVA DE HACER ALGO LO QUE SEA LO QUE ESTE AL ALCANCE PARA DETENER EL DETERIORO ECOLOGICO, O CONTRIBUIR CON UN GRANITO DE ARENA A PRESERVAR EL MEDIO AMBIENTE

CUENTA CONMIGO COMO UNA COLABORADORA PARA AYUDAR A LA CAUSA QUE ES UNA MISION MUY GRANDIOSA

futre dijo...

Humberto

Según tu dirección email sos mexicano. No se muy bien que sucede en tu país con los pobres, quienes seguramente se mudan cerca de las ciudades en busca de mejores recursos de subsistencia.

En Argentina, precisamente en las provincias del norte se están talando bosques enteros usando el sistema de cadenas con tractores.

Esto es realizado por compañías privadas sedientas de ganancias rápidas y fáciles.

Dejando a los pobres sin medios naturales de extracción de alimentos: para cocinar para calentarse, para pastoreo de animales, ect. Eso no es suficiente para dañar el medio ambiente.

Nunca creí que el neoliberalismo llegara tan lejos, como de echar culpas al pobrerío por el mal que están causando.

Javier dijo...

Ridículo.

Me parece de una irresponsabilidad y falta de conciencia enorme publicar frases como "El impacto ambiental de las acciones industriales iguala, e incluso supera la dimensión del problema que ocasionan las comunidades pobres."

Humberto, por favor no publique tamañas sandeces, debiera darle vergüenza.

Javier Rojas
Santiago, Chile

Anónimo dijo...

Observador del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

A las dos ultimas entradas solo se les puede decir:
Futre; Las comunidades pobres no elijen hacer el mal que causan, es un medio de subsistir, no es ningún pensamiento neoliberalista, no se le esta echando la culpa. Las comunidades en condiciones deficientes emplean uso inadecuado de su entorno natural, este uso a largo plazo es catastrofico para el medio ambiente y para la misma comunidad por los hechos ya planteados por Humberto. Países como EUA en compañia de la comunidad Europea por medio del PNUMA han asistido a los gobiernos regionales en el globo para capactar a las comunidades y a proveer tecnologia y recursos fisicos y economicos para evitar el desgastamiento del medio ambiente y lograr la portección de la población.

Javier;El IPCC ha comprobado desde hace decadas el macro impacto inmediato que las acciones industriales causan al globo; en si estos impactos afectan m{as a las comunidades pobres pues estas VIVEN del entorno natural que perece por las industrias contaminantes.

Humberto gracias por ayudar a globalizar esta prespectiva del impacto natural en la epoca moderna.

Anónimo dijo...

Con respecto a comentarios anteriores pienso que el autor de este interesante blog el Señor Humberto Tobón no quiere responsabilizar a los pobres de los impactos que generan al medio ambiente de hecho todos los seres humanos generamos algun tipo de impacto principalmente negativo a nuestro entorno, creo que lo que él quiere evidenciar aquí es la responsabilidad de las naciones cuyas actuaciones generan esta dificil situacion para algunos segmentos de la comunidad, son los Estados los encargados de garantizar los derechos y claro tambien los deberes de todos sus habitantes y el hecho de que existan comunidades padeciendo este flagelo es responsabilidad de todos por ende los impactos que generan al medio ambiente también lo son

Gracias por su atención