domingo, 4 de noviembre de 2007

LOS QUIMICOS DE LA MUERTE

A principios de la década de los años sesenta, la investigadora Rachel Carson[2] advirtió sobre los graves efectos del uso indiscriminado del DDT[3] para la salud y la vida de las personas. También se refirió a otras sustancias químicas altamente tóxicas que se estaban utilizando en la agricultura y que penetraban peligrosamente en la cadena alimenticia, con resultados nefastos para el hombre y los animales. Cuatro décadas después, muchas de esas sustancias se siguen aplicando sin mayor control en los países subdesarrollados, mientras que en Europa y Estados Unidos desaparecieron del comercio.

Una de las naciones más afectadas por la utilización de químicos es Colombia, donde se libra una guerra contra el narcotráfico y la base del combate son las aspersiones aéreas con productos prohibidos en gran parte del mundo. Se usa para las aspersiones un producto comercial del glifosato llamado Roundup, que tiene en su composición un elemento que facilita su penetración en la planta llamado polioxietilenoamina (POEA), con una toxicidad aguda tres veces superior a la del glifosato puro, que produce daños grastrointestinales, afecta el sistema nervioso central, crea problemas respiratorios y destruye los glóbulos rojos. La mezcla utilizada para las aspersiones está compuesta en un 45% de glifosato, 1% de Cosmo Flux, 0,33% de Cosm IN y 54% de agua[4].

Así mismo, se están haciendo fumigaciones con Fusarium, que es un hongo fitopatógeno que vive en zonas templadas y tropicales y que al introducirlo en un ecosistema tan complejo como el colombiano podría atacar a cultivos para el consumo de la población, poniendo en peligro la biodiversidad (Galeano[5]). El Fusarium, adicionalmente, es una mictoxina que se empezó a desarrollar como agente para la guerra química, debido a que las trichothecenas aisladas tienen la capacidad de matar a una persona con una dosis de 4 a 5 miligramos.

Este es un ejemplo de la inconsistencia entre los discursos político-ambientalistas de los gobiernos de los países desarrollados y las actividades de su industria, que se hace visible en el comercio de los clorofluorocarbonados (CFC) y halones, que según el Protocolo de Montreal (1998) suscrito por 30 naciones pretendía controlarlos para evitar daños atmosféricos y en la capa de ozono. Sin embargo, a principios del siglo XXI, «los países en desarrollo seguían siendo mercados importantes para estas sustancias químicas que dañan la capa de ozono, pero que no se venden en otras partes del mundo» (Gilpin). Los CFC se usan en refrigeradores, embalajes de polietileno, industrias electrónica y de propulsores de aerosoles. En 1996 el gobierno estadounidense, entre otros, prohibió la producción de clorofluorocarbonados.

El discurso ambientalista que los países ricos emiten a través de la Organización Mundial del Ambiente (GEP por sus siglas en inglés), instancia creada por las Naciones Unidas para otorgar ayuda financiera en forma de concesiones a los países en desarrollo, tiene como propósito proteger la capa de ozono, preservar los recursos acuáticos, resguardar la diversidad biológica y reducir la emisión de gases causantes del efecto invernadero. Sin embargo, ninguna de estas buenas intenciones ha sido exitosa porque esos países siguen enviando sus productos contaminantes e instalando sus industrias peligrosas en las naciones en desarrollo que poco interés le prestan a la protección de sus recursos.

Lo invito a visitar mi blog en http://www.humbertotobon.blogspot.com/ para que opine sobre este y otros artículos de interés
- Este E-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido.- En caso de que no desee recibir nuestras comunicaciones por favor envíenos un email a: humbertotobon@gmail.com con el asunto: "Remover".- Si usted tiene conocidos que deseen recibir nuestros correos, por favor envíenos sus direcciones electrónicas y los incluiremos en nuestra lista.Gracias.


[2] Rachel Louise Carson bióloga norteamericana, autora de Primavera Silenciosa y una de las más importantes promotoras de la conciencia social ambiental. 1907 - 1964
[3] Dicloro-difenil-tricloroetano es un compuesto básico para los insecticidas. Es incoloro y cristalino. Es muy soluble en las grasas y en disolventes orgánicos y prácticamente insoluble en agua.
[4] Tobón, Humberto. Las fumigaciones en Colombia. Ecoportal, 2004
[5] Galeano, Eduardo. Informe sobre Hongos Patógenos. Boletín de Acción Ecológica «Alerta Verde»

9 comentarios:

NICOLAS FERNANDEZ dijo...

HE leido su articulo sobre la contaminacion por pesticidas y me gustaria añadir algo mas a su ya de por si excelente estudio sobre el tema de los productos quimicos contaminantes nocivos para la salud.

1º -Todos los productos quimicos NO NATURALES son nocivos para la salud en menor o mayor grado .

2º- Nuestros hogares estan LLENOS DE ELLOS , tenemos en el baño desodorantes en spray que despues de haber eliminado los CFCs como propelentes los han sustituido por BUTANO o PROPANO , que son ademas de MUY CONTAMINANTES altamente inflamables .

3º- Si miramos en nuestras cocinas veremos PRODUCTOS QUIMICOS para fregar nuestras ollas , nuestros platos , nuestros vasos , sprays limpiadores de muebles , de vitroceramicas y una variedad tal de quimicos que LA NATURALEZA NI CONOCE NI PRODUCE que asustan al mas valiente.

4º- En nuestro cuarto de lavar encontramos lejias que son cloro en diferentes grados de concentracion , ambientadores de todo tipo , polvos para lavar la ropa , para enjuagarla , limpiadores de zapatos etc etc y todos son productos surgidos de laboratorio que la NATURALEZA no RECONOCE como propios.

5-º Del campo mejor ni hablamos porque es tal la cantidad de PESTICIDAS DIFERENTES que se usan actualmente que la leche de las vacas ya contiene una gran cantidad de estos compuestos quimicos pues son RESIDUALES algunos durante SIGLOS .

Conclusiòn : en el pueblo donde yo nacì casi todo el mundo esta muriendo de cancer y es raro que pase un mes que no sepamos de un nuevo habitante que acaba de descubrir que tiene un tumor en tal o cual parte de su cuerpo , realmente es ¡ aterrador ! y a todo esto ¿que hacen las autoridades sanitarias ?

respuesta : ¡ NADA !

Estimado hermano Cristiano no podemos hacer nada que no sea protegernos de estos quimicos hasta donde podamos hacerlo a nosotros mismos y a nuestras familias , solo eso y poco mas porque ni tenemos microscopios en casa ni somos tampoco ni quimicos ni biologos para determinar donde esta el peligro .
Nacimos en este infierno quimico y en el hemos de morir y poco o nada mas podemos hacer al respecto .

QUE DIOS LE BENDIGA !

Francisco dijo...

Estimado Humberto: Comparto una recopilación sobre manipulación de los SISTEMAS sociales, incluyendo el Clima, Enfermedades (Cáncer), etc.

www.climaextremo.blogspot.com/2007/09/manipulacin-del-clima-evidencias.html

Gracias, y Felicidades por el Blog y los excelentes mensajes.

Magnolia Vélez dijo...

Impresionante y sobrecogedor el contenido de su articulo estimado Humberto. Tu siempre pegandole en el clavo a los temas que son de interés.

nerela buitrago dijo...

Sr Tobón, le reitero que a los empresarios les importa muy poco la salud de la gente. Con tal de ganar en sus negocios no se detinen a pensar que con sus gases están afectando la salud de la gente y la vida en la tierra. Aprovecho la oportunidad para contarle que sus escritos están siendo reproducidos en el periodico local aquí en Chaparral. Gracias

Fernando Niño dijo...

Hola Humberto, segun lo que usted dice, "los paises desarrollados siguen enviando estos quimicos a los paises subdesarrollados", cual es opinion si los gringos dijeran "Colombia sigue enviando coca a los paises desarrollados"? todo se envia porque hay compradores en el otro lado.

Luis Guillermo Ardila dijo...

Humberto:

Por un correo retransmitido por mi Señora Cruz Helena , volvi a tener noticias tuyas, permitame felicitarlo y desearle exitos, Siempre tan atento y dispuesto a discutir la problematica que da el cada dia , asi mismo solicitarle incluya mi direccion para poder leerte y dialogar sobre algunos temas de interes

Tamon Palaez dijo...

Excelente su artículo y lo pone a uno a reflexionar sobre lo que está aconteciendo en el mundo, donde el hombre está destruyendo la nave en que está viajando, y donde indefectiblemente, de seguir como vamos, nuestra especie desaparecerá, gracias por sus envios

HECTOR GOMEZ PANIAGUA dijo...

Estimado Humberto:


Me parece interesantisimo este tema y sin tu permiso yo lo envio a muchos amigos y Blogs, pues es buena su divulgación.

Hay un tema que me preocupa muchísimo y es el de las consecuencias de la política económico-comercial del gobierno. Si sumas 1) lo que representa la apertura de los mercados a USA y UE con los TLCs., que puede ser de US$2.000, ( sin compensación porque no hay producción exportable), 2) lo que dejarán de tributar los países con los que se negocia un Convenio de Doble Tributación, aplicable a todas las inversiones ya hechas, sin que se prevean nuevas inversiones importantes porque ya están privatizadas las empresas del Estado y en bancos y empresas de servicios y perforación 3) las rebajas previstas al arancel de aduanas, y 4) las rebajas previstas al impuesto de sociedades, quiere decir que mermarenmos los ingresos del Estado en una cantidad muy importante y solamente el gasto social sufrirá las consecuencias porque no creo que lo previsto para defensa sea disminuído. Una pregunta: ¿Se ha hecho un análisis sobre esto y las consecuencias que puede trener para los planes de desarrollo y de inversión social? LAs empresas extranjeras ya presentes en el mercado estarán frotándose las manos de contento.

Un saludo muy atento,

Ec Eva García F. dijo...

Estimado Señor Tobon:

Tiene usted alguna estadistica de que paises son productores y exportadores de y cuan utilizados son estos productos en los alimentos de exportacion y en que paises?
Al ser prohibidos no se convierten en un obstaculo al comercio?
Hay normas internacionales que los paises desarrollados respetan para su consumo interno si bien no lo hacen para vender los venenos a los paises en vias de desarrollo?

Gracis por sus escritos. SOn muy alertadores y acertados.

Saludos