viernes, 7 de diciembre de 2007

CUÁNTAS ENSEÑANZAS DE DIGNIDAD NOS DA INGRID

El horror del secuestro está pintado en el rostro de Ingrid Betancur. De ella se dijo durante años por parte de las señoras de la sociedad que estaba viviendo feliz en la selva. Muchos señores de rancio abolengo afirmaron que a ella la había atacado el “síndrome de Estocolmo”. Unos más perversos se atrevieron a decir que ella convivía con uno de los comandantes de las FARC. Mientras el morbo colombiano merodeaba alrededor de esta triste experiencia de Ingrid, los franceses se movilizaban por las calles, protestaban contra el secuestro, pedían acuerdo humanitario y exigían respuestas del gobierno colombiano. Los franceses nunca callaron y siempre reclamaron.

Leyendo la desgarradora carta de Ingrid a su madre, suscita una profunda reflexión el comportamiento del pueblo colombiano frente a la desgracia de sus compatriotas secuestrados. Contrasta la lucidez conceptual y el espíritu reflexivo de Ingrid, con la actitud pusilánime de la mayoría de los colombianos, que toman con resignación, e incluso aceptación, que un reducido grupo de maleantes acorrale al país y siembre el terror. Son contadas las ocasiones en que algunas personas se han lanzado a las calles a protestar contra el secuestro. Sin embargo, son más las horas que la gente dedicó a criticar la marcha del profesor Moncayo y su hija para buscar un acuerdo humanitario y fueron mayoritarias las voces que alentaron al presidente Uribe cuando destrozó en la Plaza de Bolívar a un sufrido padre que buscaba la liberación de su hijo.

Los colombianos se sorprenden al ver cómo millones de españoles salen a la calle a condenar las acciones terroristas de ETA y se admiran de observar en una misma marcha a los del PSOE y el PP. Pero esa sorpresa y esa admiración no alcanzan a incentivar su espíritu de solidaridad. La gente sigue pensando que el problema del secuestro atañe únicamente a los familiares y por eso no sale de manera permanente a exigirle a las FARC su liberación, como tampoco se atreven a exigirle al gobierno actuaciones sinceras para lograr un acuerdo humanitario.

Cuánto nos falta a los colombianos para ser una sociedad realmente libre, compasiva, solidaridad y comprometida. Cuán lejos estamos de las verdaderas democracias, donde la razón de ser es la libertad y no los mezquinos intereses políticos de los líderes.

Ingrid nos da enseñanzas de valor y de libertad a pesar de estar pudriéndose en la selva. Varios de los secuestrados asumen una posición altiva con su silencio y retan con su actitud a sus captores. Mientras tanto, aquí en libertad, los colombianos nos aculillamos ante un puñado de delincuentes y ante la fiebre guerrerista de una derecha rabiosa e insensata.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Alonso Rivera Mejía

ESTOY MUY DE ACUERDO CON MI COMPATRIOTA EL DR. HUMBERTO TOBÓN EN SU CONCEPCIÓN DEL TERRIBLE DRAMA DE LA SEÑORA INGRID, REALMENTE SE LE PARTE A UNO EL CORAZÓN DE TRISTEZA VIENDO EL DOLOROSO SUFRIMIENTO DE ELLA Y LOS OTROS 749 SECUESTRADOS POR ESTE FATÍDICO Y DIABÓLICO GRUPO ARMADO AUTODENOMINADO F A R C. EN CUANTO AL PROFESOR MONCAYO DIRÍA YO: QUIÉN DESTROZÓ A QUIÉN EN LA PLAZA DE BOLIVAR DE LA CAPITAL COLOMBIANA? ESTE PROFESOR NO SE QUEDÓ CALLADO PARA NADA...OTRO PUNTO QUE QUIERO RESALTAR ES QUE EL DR. URIBE NO ES GUERRERISTA, SIMPLEMENTE TIENE AUTORIDAD COMO PRESIDENTE DE 40 MILLONES DE COLOMBIANOS Y ES SU DEBER PROTEGER A UN PAÍS ENTERO DE LAS MANIPULACIONES DE UNA GUERRILLA INSENSIBLE Y MALÉVOLA QUE USA PRECISAMENTE LA SENSIBILIDAD HUMANITARIA, ESCUDÁNDOSE EN LOS SECUESTRADOS PARA INSTIGAR A QUE LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL PRESIONE AL PRESIDENTE A COMETER EL GRAVE ERROR DE DAR GUSTO A LA ARROGANCIA GUERRILLERA DESPEJANDO UNA ZONA DE LA PATRIA PARA QUE ESTOS "GUERRILLEROS" PUEDAN REALIMENTARSE CON SU COCAÍNA Y SUS ARMAS QUE MUY BIÉN ELLOS SABEN DÓNDE LAS ENCALETARON. POR ESO ES QUE ELLOS SE EMPECINAN EN UNA ZONA EN PARTICULAR. COMPRENDO EL DOLOR DE DOÑA YOLANDA PULECIO, MADRE DE INGRID, PERO NO COMPARTO QUE SEÑALE INTERNACIONALMENTE AL DR. URIBE COMO CULPABLE DE LA SITUACIÓN DE LOS SECUESTRADOS. EL DOCTOR URIBE NO SECUESTRÓ A INGRID. POR QUÉ ESTA SEÑORA NO HIZO NI DIJO NADA CONTRA ANDRÉS PASTRANA, EL DEFENSOR DE LA GUERRILLA? TUVO CUATRO AÑOS ESTE SEÑOR PARA SOLUCIONAR ESE PROBLEMA. ¿QUÉ HIZO AL RESPECTO? NADA. GRACIAS.

Laureano Monroy dijo...

¿USTEDES PUEDEN ENVIAME EL TEXTO COMPLETO DE LA CATA DE INGRID?
Gracias

Adriano Morales dijo...

Bastante buena su nota, entre otras cosas porque desnuda al alma de los colombianos y su falta de solidaridad. Le agradezco que mi dirección sea tenida en cuenta paras que me lleguen directamente sus escritos. gracias

jorge hernan correa dijo...

que bueno escribir, sin sentir, cuando se habla por hablar y para personas que no conocen las verdaderos intenciones de quienes escriben.

hagase una introspeccion antes de seguir escribiendo, como usted hace parte de las deslealtades y traiciones de esta maldita mal llamada clase dirigente, hoy un dia es de una manera y mañana de otra

Guillermo Garnert dijo...

Al leer el contenido de tu correo me siento impulsado a participarte la percepción que del momento colombiano he querido registrar en el siguiente blog:

http://guillermogaertner.blogspot.com

Deseándole una feliz navidad, cordial saludo.

Inocencio Bahamón C. dijo...

Doctor Tobon:
Gracias por el llamado de atención y la reflexion sobre el secuestro.
Muchas gracias por su amabilidad.
Hasta pronto;

JORGE LEON SARMIENTO Fundación Natura Colombia dijo...

estoy de acuerdo. que buen correo.

Ramón Elí - Caracas dijo...

Quedé muy sorprendido con su excelente comentario, porque pone de presente lo que es la realidad colombiana y la falta de entereza de la gente de ese país para pesioanr con su protesta una salida humanitaria al conflicto.

JORGE ELIECER RODRIGUEZ PELAEZ dijo...

absolutamente deacuerdo con sus impresiones señor Tobon
y si señor Montenegro, la democracia es un asunto de desinteres e ignorancia de un pueblo sumido en la desfachates de aceptar los designios impuestos por un gobierno absolutista y acobardado de sus abversarios, otros farsantes que a nombre de una lucha politica utilizan a ratos los mismos medios de la derecha para justificar su horror
ingrid, el policia moncayo y los cientos de secuestrados, acribillados, descuartizados y demas desaparecidos en los rios de colombia, son una muestra de que estamos en la fisica mierda
aqui desde las lejanias del cono sur, aguantamos cualquier clase de señalamientos por culpa de las acciones de unos pocos que creen tener a verdad absoluta de nuestros destinos
la cuestion de la democracia no se puede basar en un simple asunto guerrerista como cree el señor Uribe
y menos aun de acciones belicas e inhumanas como lo definen las FARC
estamos en deuda con nosotros mismos, con nuestros ancestros y tambien con las generaciones futuras que exigen a grito entero que le entreguemos el pais soñado, una verdadera patria nueva, con sentido de nacion, diversa y unificada en sus diferencias culturales
que no nos de miedo reconocernos diferentes ante los pueblos originarios si somos de la ciudad, que la concienciade patria no sirva para la discriminacion ni la contradicción entre nosotros mismos
hasta cuando mas aguantara el pais? sera que estamos tan sumidos y acostumbrados a la desgracia?
creo que hay una responsabilidad moral y etica de los que creemos que hay que construir democracia
creo que es tiempo de adelantar acciones contra el horror
replicar ejemplos de democracia como lo estan haciendo los indigenas en su 7 congreso
hay que dejar tambien de lado, la actitud vanguardista de los partidos politicos, asi como lo estan hacendo en el polo
dejemos de lado los discursos y entremos mas a la accion
en los campos, en los barrios, en las escuelas y en las universidades, en las fabricas y en todos los rincones de la nacion colombiana donde haya un poblador que exige verdad, justicia y reparacion
donde aquellos que por culpa del horror de unos y otros se hizo efectiva
ahi debemos estar nosotros, los que quemamos tiempo escribiendo textos reflexivos como ustedes y como yo
llevando mensajes de democracia real, potenciar eso que las comunidades de base ya saben, pero que no tienen orientacion
sino que por el contrario estan siendo llevados de la mano a traves de medios de comunicacion payasos
o disque cuadros politicos formadores que lo unico que hcen es absolutizar posiciones totalmente opuestas a la verdadera DEMOCRACIA
vayamos pues, sin miedo y enfrentemos el horror con la palabra
HAGAMOS DEMOCRACIA!!!!

JAVIER RIOS dijo...

HUMBERTO UN FRATERNAL SALUDO

COMO SIEMPRE TUS ARTICULOS ESTAN LLENOS DE UN GRAN CONTENIDO HUMANISTA, QUE TANTA FALTA HACE EN NUESTRA SOCIEDAD DE HOY , AYER NADA MAS EN LA UNIVERSIDAD HABLABAMOS, COMO LOS CONTENIDOS HUMANISTAS EN LAS UNIVERSIDADES SE ACABARON, YA NO FORMAMOS PERSONAS Y HOMBRES PARA LA SOCIEDAD SINO MAQUINAS PARA EL TRABAJO, INSENSIBLES, INSOLIDARIOS, FRIOS MATERIALISTAS, INJUSTOS Y TODO LO DEMAS QUE SE QUIERA DECIR, HACE FALTA REFLEXIONAR SOBRE LA HUMANIDAD DEL HOMBRE ACTUAL PARA VOLVER A SER LO QUE ANTES FUIMOS.

COMO SIEMPRE TE EXPRESO MI APRECIO, ADMIRACION Y MI AMISTAD.

FRATERNAL SALUDO TU HERMANO

Luis Miguel dijo...

Dr. Tobón, recibo desde hace varios meses sus comentarios, y aprovecho la oportunidad para manifestarle que me encantan sus posturas sobres los distintos temas políticos o ambientales. Este de Ingrid Betancur, me llamó la atención por la crítica tan fuerte que le hace a los colombianos. Usted tiene razón, nosotros no estamos actuando como nación. Gracias por sus aportes.

Santiago dijo...

Buenas tardes. Coincido plenamente con Usted en lo que aquí expresa. Me he preguntado tantas veces que hacer ante este, el más atroz de los actos que los seres humanos podemos cometer contra nuestros semejantes: el secuestro. Esas tantas veces han nublado mi acción y no he hecho nada. Muchos nos han enseñado, como aquí lo reseña y pone como ejemplo a la Señora Ingrid. ¿Qué nos pasa a los colombianos? Déme por favor una señal, Señor Humberto y me uniré a su clamor, a su causa para movernos en contra de tan infame accionar de algunos monstruos en nuestro país. Con respeto,

Yolanda Guzman dijo...

Sr Humberto Tobon

Recibi su mensaje y lo comparto, pero que hacer?. Donde estan los
lideres que nos movilicen, como podemos unirnos para protestar, quien prpone un objetivo o una meta. Como podemos trabajar por este tema sin que sea aprovechado por politicos en busca de votos?.
Todavia no se las respuestas y confieso que aunque me duele y no estoy en paz, aunque quisiera unirme a una causa por los secuestrados. No se que hacer.

barrisaralda dijo...

LA SILLA VACIA
Marino López Vélez


Como si no existiera Secretario Jurídico en la Presidencia de la República, para cuanta decisión de ese tipo que tenga que estudiar el alto gobierno, viene haciendo carrera que a Palacio se invitan abogados litigantes para que sirvan de escudo a decisiones preconcebidas. Sucedió en la crisis diplomática con Ecuador y Venezuela cuando tres distinguidos colegas recibieron poder para denunciar ante la Corte Penal Internacional al Teniente Coronel ® Hugo Chávez Frías Bolívar y Palacios.

El pasado domingo antecedido de un amplio despliegue periodístico apareció en los canales de televisión, oficiales y privados, el Doctor Uribe Vélez para anunciar con bombos y platillos la decisión que había tomado luego de reunión de más de diez horas con la bancada amiga en cuanto al rumbo que debería seguir la reforma constitucional que se venía estudiando en el Congreso y relacionada con medidas de moralidad pública para atacar el flagelo de la “parapolítica”.

Esperaba, iluso que soy, que el Presidente anunciara el apoyo del Gobierno y de sus aliados a la por estos días popular figura de la “silla Vacía” según la cual, cuando un congresista fuera privado de su libertad nadie podría entrar a ocupar su curul. La cosa es así de sencilla: si el congresista era declarado inocente volvía a su cargo, si culpable, no volvía, y nada habría pasado. Pero el desconsuelo fue mayúsculo cuando el Presidente anunció que para respetar el debido proceso y la presunción de inocencia, la silla solo quedaría vacía en caso de una sentencia condenatoria ejecutoriada. ¡Valiente Reforma ¡ Para cuando tales sentencias queden ejecutoriadas se habrá terminado el actual período parlamentario. El primer Magistrado no olvidó informarles a los colombianos que tan sesuda decisión había contado con las luces del abogado litigante Jaime Lombana. En la mañana del lunes el Doctor Lombana fue entrevistado en todas las cadenas radiales para como una “Superstar” pontificar y auto alabarse por los sabios consejos dados a su poderdante en la denuncia contra el anterior presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Y es que es bien reforzada y contradictoria la tesis según la cual se violaría el debido proceso y la presunción de inocencia si se dejara acéfala la curul de un padre de la patria cuando fuera enviado a “vacacionar “ a un centro de reclusión, tal como tomó la orden de prisión recientemente un Senador Antioqueño.

Pero en cambio no se viola el debido proceso y la presunción de inocencia cuando el Señor Presidente en consejo comunitario en Buenaventura le ordena a un policía capturar al Secretario de Gobierno de dicho municipio sin que medie ni siquiera denuncia penal, en un acto que ameritaba más bien la captura de quien daba esa orden, por ser sorprendido en flagrante delito de abuso de autoridad. Tampoco se viola el debido proceso ni la presunción de inocencia ni el derecho de defensa cuando en reunión del mismo tipo y en hecho muy reciente en algún municipio de la Costa Atlántica, el mismo funcionario ordena a la Directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar la destitución fulminante de una subalterna, atendiendo únicamente denuncias sin pruebas, lanzadas al aire, seguramente con varios rones encima, por alguno de los componentes del comité de aplausos al soberano que asisten a los tediosos consejos comunitarios de los sábados.

Y tampoco se viola el debido proceso, la presunción de inocencia y el derecho de defensa, cuando los mismos padres de la patria aprueban leyes que el Señor Presidente sanciona, mediante las cuales se priva de la libertad a los ciudadanos del común por cualquier tipo de conducta presuntamente delictiva, así sea una “pequeña causa”, haciendo desaparecer de un tajo el pilar del sistema penal acusatorio y de un estado social de derecho según el cual lo excepcional son precisamente ese tipo de medidas restrictivas de la libertad.

Terminada la intervención presidencial se me vino a la mente Oscar Agudelo y canté destemplado:

Llegó el domingo y ansioso, por aquella alocución
Me acomodé en mi sillón esperanzado y nervioso
Sintonicé silencioso el canal donde sabía
El presidente hablaría, más ahí ni bien lo escuché
Asombrado me quedeeeeeeeeeeee
Al no verrrrrr la silla vaciaaaaaaaaaaaaaaa



*Los conceptos aquí emitidos son de exclusiva responsabilidad de su autor.
Comentarios: abomalove@yahoo.com