martes, 28 de agosto de 2007

MARTA HELENA VE CÓMO SE EXTINGUE SU ASPIRACION DE LLEGAR A LA ALCALDIA DE PEREIRA

Acaba de publicarse una encuesta sobre preferencias electorales para la Alcaldía de Pereira. La encabeza Marta Helena Bedoya con nueve puntos de ventaja sobre Israel Londoño. Una cifra nada despreciable que, sin embargo, no causó hilaridad ni triunfalismo. Por el contrario, produjo una gran preocupación, al punto de que se citaron reuniones urgentes dentro del liberalismo para estudiar con detenimiento el hecho.
La preocupación es más que entendible. Marta Bedoya sumaba como candidata cívica el 27% de intención de voto. Una vez recibió el aval del Partido Liberal se le entregó también una candidatura que registraba el 20% de preferencias: la de Luis Fernando Baena, quien renunció a la contienda aduciendo problemas personales. Los dirigentes liberales que la rodean y ella misma, tenían la certeza de que su nombre en las encuestas estaría por encima del 40%. La realidad mostró que está muy lejos de ese nivel.
Bedoya cuenta en la encuesta de Invamer Gallup con el 33%, lo que significa que entre junio y agosto creció 6 puntos, o sea, un 22% más de intención de voto en su favor. Entre tanto, su principal competidor, el uribista Israel Londoño que tenía el 13% en la encuesta de junio, ahora aparece con el 24%, lo que quiere decir que acumuló el 84,6% de nuevos adherentes a su propuesta.
El temor en las toldas liberales se debe a una simple deducción estadística: Israel Londoño está avanzando a una velocidad de 3.8 veces más rápido que ella y a dos meses de las elecciones eso significa que podría alcanzarla y pasarla sin mayores dificultades, especialmente si se tiene en cuenta que la encuesta se hizo días antes de que las poderosas maquinarias electorales del senador Habib Meregh, el exrepresentante Octavio Carmona y la concejala Judith Giraldo, ingresaran a respaldar a Londoño, lo que podría significar alrededor de 11.000 nuevos votos.

¿Qué le pasa políticamente a Marta Helena?
La exalcaldesa cometió un error garrafal al abandonar una privilegiada posición de líder social, donde era vista como incorruptible y con las manos libres de politiquería para orientar un nuevo ciclo de crecimiento y desarrollo, para aceptar ser un alfil de dos fuerzas políticas, Partido Liberal y Cambio Radical, cuyos dos jefes regionales están en la mira de la justicia.
Además, los sectores sociales que habían mostrado simpatías por su propuesta ciudadana se sintieron engañados y utilizados y concluyeron rápidamente que ella lo que estaba buscando era un espacio dentro de un Partido y no el liderazgo para entronizar un nuevo esquema de poder local.
A ello se suma que su abrupto ingreso como candidata oficial del Partido Liberal generó una reacción de rechazo en masa entre concejales, diputados y líderes de base, quienes se rehúsan a aceptar que Marta Bedoya sea la escogida, precisamente porque ella le asestó el golpe de gracia a Unidad Liberal y volvió añicos lo que durante varias décadas fue el símbolo del poder político en el departamento.
También la está afectando su pérdida de credibilidad ocurrida luego de las maniobras que ella ejecutó durante cinco meses por lograr posicionarse como una opción real de poder, lo que la llevó de ser una de las cabezas visibles del Partido de la U, a promotora del Pacto del Comercio, a orientadora de Tejiendo Ciudadanía, a candidata de Cambio Radical y, finalmente, a aspirante avalada del Partido Liberal. Esos tumbos políticos no le dan coherencia a su discurso, pues de ser una férrea defensora de Uribe, ahora tiene la obligación de enarbolar postulados liberales antigobiernistas. De ser una dura contradictora del Alcalde de Pereira, hoy tiene el deber de defenderlo en la plaza pública. Pasa de rechazar la politiquería y el clientelismo a estar sentada negociando puestos públicos y contratos con los jefes de los partidos y movimientos que la acompañan.
Un tema que también afecta la intención de voto en su favor, es que la guardia femenina en la que ella se apoya viene de sufrir durísimas derrotadas en las elecciones para Congreso. De un lado, María Isabel Mejía, la legendaria congresista de Risaralda, tuvo una votación íngrima en lo que fue su reducto más importante: Pereira, lo que le impidió repetir curul en el Senado. Del otro lado, Elsa Gladys Cifuentes, tuvo una votación marginal en Pereira y un rechazo casi absoluto en todos los municipios de Risaralda, y fracasó en su empresa de llegar al Senado. Y Adriana Vallejo de la Pava, el nuevo soporte financiero e ideológico de Marta Bedoya, fue de las tres la de mejor desempeño electoral en Pereira, pero su esfuerzo sólo sirvió para ayudarle a su contendor dentro del partido de la U, Enrique Soto Jaramillo, a llegar a la Cámara de Representante, dado que la lista pasó el umbral requerido.

La propuesta política de gobierno: su debilidad
Marta Bedoya está segura de que los resultados de su gestión como Alcaldesa en el pasado periodo, serán suficientes para obtener las mayorías en las elecciones de octubre y podrá de esta manera ser reelegida.
El balance del gobierno de Bedoya fue aceptable, dado que a pesar de haber logrado conquistar la alcaldía criticando las obras del entonces mandatario Luis Alberto Duque, una vez en el poder las tomó como suyas y las ejecutó. Por eso hoy existe la percepción de que ella fue la creadora del Megabus, la constructora de la Avenida Belalcázar, la arquitecta de la renovación de la zona de la Galería y la promotora de la modernización del centro. Cuando en realidad esas obras fueron iniciadas por Duque pero inauguradas por ella.
Marta Bedoya tuvo la posibilidad cuando fue alcaldesa de encontrar en las arcas del municipio $111.000 millones, producto de la venta de la Telefónica de Pereira, que ella utilizó en dos cosas: en terminar obras y en distribuir contratos de pequeñas cuantías entre sus socios políticos como lo denunció la Contralora de ese entonces, Amanda Lucía Valencia.
Sin embargo, esas realizaciones del pasado no son suficientes para asegurarle el triunfo en las elecciones de octubre. Cabalgar sobre supuestos y exclusivos triunfos suyos no ha calado como discurso entre los electores, quienes esperan nuevas propuestas de crecimiento para responder a las urgencias de una ciudad que se consolida como el epicentro comercial del occidente del país. Además, se aguarda su pronunciamiento sobre un esquema de desarrollo social que sea capaz de romper con la creciente línea de pobreza, desempleo e inseguridad que registra Pereira en las estadísticas nacionales.
Tratar de conquistar votos con la gratuidad de la educación y el acceso de los más pobres al Sisben crea desconfianza, dado que los ciudadanos saben que tienen derecho constitucional a ello y que en el eventual caso de que un Alcalde no lo cumpla, instrumentos como la tutela o las acciones de grupo obligan a que se tengan que redireccionar los recursos del presupuesto hacia estas prioridades, tal como recientemente lo señaló la Corte Constitucional.
El hecho de que en su alcaldía ella hubiera abandonado la inversión social, no le dan suficiente credibilidad hoy de que en un segundo gobierno sí atenderá a la población más vulnerable de los barrios más pobres. Su inacción en favor de una política de vivienda seria, le restan opciones entre los votantes que pertenecen a organizaciones viviendistas de base. Sus malas prácticas en la defensa del espacio público y el atropello físico a los vendedores ambulantes, convierten a Marta Bedoya en una amenaza contra este conglomerado.
El mal manejo de las finanzas públicas y la pésima gestión fiscal, no le brindan transparencia a sus anuncios de que recuperará el tesoro pereirano. Sus relaciones conflictivas con los concejales y la clase política, ha contribuido a que muy pocos de ellos quieran acompañarla en la presente aventura política. La ausencia de un modelo de planeación de mediano y largo plazo en su gobierno, le impiden ofertar iniciativas novedosas y posibles para el mediano plazo.

Los escándalos aun se recuerdan
Aunque existe la percepción de que la exalcaldesa Marta Bedoya es una persona transparente, hay episodios de su gobierno que la persiguen en la actual coyuntura electoral:
La venta de un lote en un barrio de la ciudad por 40 veces menos el valor del avalúo, descubierto y denunciado por el Notario Hernando Ramírez Guevara, la puso en la picota pública y la resolución de preclusión de la investigación por parte de un Fiscal sobre este tema, la dejó aun peor parada: actuó con ignorancia invencible.
La persecución despiadada con perros de ataque, bastones eléctricos y policías contra los vendedores ambientales, le dio un tinte autoritario y represivo a su gobierno.
La compra de predios en la Avenida Belalcázar la ubicó en una posición muy débil ante la opinión pública, al descubrirse que se pagaron lotes por valores superiores a los que comercialmente se podían adquirir. Incluso, la pérdida de dineros en el Área Metropolitana para la compra de estos terrenos le generó cuestionamientos por no ejercer el control suficiente y oportuno de la gerente de esa entidad.
El respaldo a Rentacciones para la tenencia indebida de dineros públicos en su poder, fue una de las nubes negras en su gestión, situación que se puso al descubierto coincidencialmente por una funcionaria de tercer nivel que estaba organizando documentos.

Esfuerzos para ganar
Ganar las elecciones parece una tarea cada vez más difícil. En primer lugar, porque reeditar el capitulo de Pacto de Guacarí ocurrido hace siete, cuando todos los grupos políticos de Pereira se unieron para derrotar a Unidad Liberal, no parece posible a pesar de que algunos actores siguen en el reparto como Germán Aguirre, María Isabel Mejía y Elsa Gladys Cifuentes. En segundo lugar, porque se deben vencer las prevenciones políticas y ciudadanas sobre la actitud personal de Marta Bedoya. En tercer lugar, porque tiene la obligación de elaborar un discurso creíble para los electores y ser capaz de sintonizarse con las expectativas ciudadanas. Y, en cuarto lugar, convencer a los pereiranos de que será independiente y transparente en el manejo de los dineros públicos.

22 comentarios:

María del Carmen Fandiño dijo...

Ojalá los comentaristas políticas tuvieran la agudeza y la inteligencia suya paara analizar la política y poder poner en blanco y negro lo que acontece en la política local. Felicitaciones por el artículo y por el detallado análisis.

Cesar Giraldo - Agrotropical dijo...

Y vos estas con Israel me imagino? o este analisis se hizo por amor a la ciudad?

María Eugenia Orozco dijo...

E ¡ no creo

Aureliano López dijo...

La gente no olvida las cosas que hizo la exalcaldesa Bedoya y siempre pasa la cuenta de cobro y este es el momento de pasarla, por eso ella va a peder.

CARLOS CARDONA dijo...

QUERIDO HUMBERTO: MAGNIFICO ARTÍCULO, ES UNA LECTURA ACERTADA DE LA ACTUAL COYUNTURA POLITICA EN PEREIRA.- UN ABRAZO

Carlos Andrés Echeverry Restrepo dijo...

Cordial saludo Humberto: Comparto plenamente el análisis que haces de la campaña de Martha Elena.

Francisco Jiménez B dijo...

Don Humberto: cuando un hombre con talento para escribir como Ud. critica a la candidata Marta Elena Bedoya porque esta mal acompañada afirmación que no creo mucho, pero no dice que Israel a quien profeso simpatías como persona es el peor acompañado de todos, a años luz de cualquier otro, esta engañándose si piensa que los pereiranos nos dejamos engatusar tan burdamente y de paso esta echando por la borda su prestigio.

Cree Ud. que las "poderosas maquinarias electorales " de las 3 personas que con tanto entusiasmo nombra, son las maravillas en lo que a moral y ética se refiere?

La Opinión publica cada vez mas rechaza los politiqueros corruptos y malos administradores, quienes tienen asolado a este País.

El prestigio de un comunicador es muy frágil y los que tenemos computador y navegamos por Internet que son conmigo muchos ,no somos el blanco audiencia para este tipo de propaganda.

gardeazabal dijo...

Tobón: me parece que tu comentario sobre Martha H està en lògica.Pero eso significa que los negros de Pereira,blanqueados por la vara sin votos pero al fin de cuentas vara, de Grillo le van a ganar a los blancos de Maria Isabel? saludos

Fernando Alzate dijo...

Cuando Uribe era candidato en ascenso en las encuestas, los liberales decían que eso era mentiras y que había una manipualción mediática. Y vea lo que pasó. Ya vamos para el tercer mandato de Uribe. Lo que está pasando en Pereira me recuerda mucho lo que ocurrió con Uribe. La historia siempre se repite.

María Mercedes Palacios dijo...

Para ser sinceros, hay muy poca oferta importante en este proceso electoral en Pereira. Los candidatos son muy flojos y Pereira no se merece la suerte de tener alcaldes tan malos, por eso yo tomé la decision de no votar por nadie y hacerlo en blanco.

FERNANDO LOPEZ dijo...

HUMBERTO.gracias por escribirme; me gustaria saber que afinacion politica tienes y en que partido militas. de igual forma, me gustaria saber que hizo esta señora por los indigenas, como tambien si es cierto que en la actualidad se encuentran 7 procesos pendientes de ella y cuales son. pues es un comentario que se da a diario entre personas que solo comentan.
gracias.

Luis Dario Franco Ciro dijo...

Hola apreciado amigo, me es grato recibir tus comentarios, pero no sabes la alegría que me dio el recibir este, pues me preocupa la inmoralidad con la que juegam los dirigentes del partido liberal. Estoy imprimiendo este documento y lo voy a publicar. Te estaré enviando dos artículos que acabo de escribir en un boletín que llamamos El Faro.

Alma Mercedes dijo...

Asquea la actitud de Marta Helena. Quienes creiamos que seriamos capaces de derrotar la politiquería, ahora vemos cómo ella se entregó a los peores politiqueros de la ciudad y ni siquiera se sonroja. Me gustaría encontrarmela para que me diga en la cara que el Alcalde, a quien ella tanto criticó, sí es una buena persona y un hombre honrado.

Diego Rivas dijo...

Las críticas que usted hace contra la señora Marta Bedoya son muy drásticas. Creo que tiene razón en algunas de ellas, pero creo que también tiene derecho a una segunda oportunidad. Es mejorar ella que cualquiera otra de esos candidatos que están aspirando a ser alcaldes de nuestra amada ciudad.

Juan Carlos Valencia Montoya. Representante a la Cámara dijo...

Mi apreciado Humberto, respeto tu posición como Liberal que soy, aunque no la comparto. En las antepenultimas encuestas Israel tenía 17 puntos, Baena 18 puntos y Martha Elena 27 puntos. Con respecto a la última encuesta Israel subio 5 puntos y Martha Elena 6 puntos; osea ambos subieron y mantuvo Martha su diferencia. No hubo reunion de emergencia como tu indicas, y se desmitifico la tan cacaraqueada encuesta que indicaba a Israel como el que punteaba, aunque tu y yo sabemos que cada encuesta tiene su explicación dependiendo de donde se lea. En octubre hablamos y ojala gane Pereira mi querido miembro del partido liberal.

Yajaira Marin dijo...

Eso de elegir otra vez a marta helena sería una verguenza para un pueblo como el pereirano que espera que haya un alcalde mejor preparado y con m´pas ganas de hacer cosas en favor de la gente pobre

MACY dijo...

Me parecen claros sus comentarios y los comparto plenamente. Creo que esta perspectiva tan desoladora y esta falta de liderazgo en los candidatos actuales, me convence cada vez más, de que lo más justo para Pereira de mi parte, es votar en blanco

Jorge Mario dijo...

Humberto, por qué no habla del adefesio de la llegada de la exgobernador Elsa Gladys a la campaña de Chica. Este será un puntillazo para esta campaña, porque donde esté Elsa Gladys hasta la sal se corrompe.

Marco Aurelio Montes dijo...

Me da lastima lo que le está ocurriendo al dr. Chica, porque ha tenido que recurrir ha recoger toda la basura existente en la politica de risaralda para poder ganaar las elecciones, ganar asi es perder, porque debe ser terrible tener que compartir escenario con una señora tan perversa como la exgobernadora cifucnetes. Para personas como yo la llegada a la campaña de esta señora a la campaña me impiden votar por el dr chica. Dr tobon, escriba un articulo sobre la campaña de chica y sus acompañantes.

Alba Lucia Castañeda Vélez dijo...

Hola Humberto muy bien: El anàlisis tiene todos los efectos que quieras. Mira que el lote de la catorce que comprò, un hueco y le metio 200 millones que denuncio Croswaite, lo mismo que el otro lote que venidò en ocho millones
y valìa 3000, es imposible ser màs ... Otra cosa es que tiene a cuestas el vendedor ambulante m uerto en acciones ordenadas por ella. Otra ahora anda diciendo que va a genera vivienda y por què no lo hizo cuan do estuvo con ese montòn de recursos en las manos?. Empleo. Cuàl si los mismos adeptos dicen que es difìcil promoter esto. Ademas hay otra debilidad y bien grande. No hay que creer en las encuestas. Cuando la primer alcaldìa de JUan Manuel, CM& le dio el nada despreciable 75% a Amparo Jaramillo y en la segunda vez el mismo CM& le dio a su hermana Consuelo Jaramillo el 60% sobre JUan Manuel y mira los resultados han sido al contrario. Esas son ilusiones locas que se hacen ellas. Yo no les creo nada, pero es nada, ya tuvieron la oprotunidad y no la aprovecharon. Otra cosa es que en las mañanas en los noticieros las comunidades dicen que ella es de la èlite, sobre todo en Colmundo Radio. Entonces?. Recibe un abrazo. Bien por Pereira y por todos, aunque ya no creo en nadie, hay otros mejores no crees?. No se donde estàn, pero apareceràn. .

Emilia Puerta dijo...

Esta señora Bedoya es un fraude. La he visto en dos debates y sinceramente me causa verguenza ajena.

Anónimo dijo...

My brother recommended I might like this website. He was entirely right.
This post actually made my day. You can not
imagine simply how much time I had spent for this information!
Thanks!

Look at my web site - The Survival Kit Family Haggadah