sábado, 19 de diciembre de 2009

Un balance con saldo en rojo

El primer año de trabajo del alcalde de Pereira, Israel Londoño, no fue objeto de mayores críticas. La gente era consciente de que todo el esfuerzo gubernamental debía concentrarse en la elaboración del Plan de Desarrollo, en la homogenización del Presupuesto y en el diseño de la estrategia para el cumplimiento de los pagarés sociales. Aunque las ejecutorias fueron muy pocas, la opinión pública le dio un margen de espera al burgomaestre y siguió depositando en él su confianza.

Para el segundo año las cosas cambiaron drásticamente. Londoño es objeto de durísimos cuestionamientos, debido a que existe la percepción de que él no ha sido efectivo en la lucha contra el desempleo y que le cuesta demasiado avanzar en la ejecución de las obras de infraestructura.

Para escribir este artículo, tuve la ocasión de conversar con periodistas, dirigentes políticos, voceros gremiales, líderes sociales y funcionarios de la Alcaldía. A todos les pregunté cuál era su concepto de la gestión cumplida por el gobierno municipal. En general, la respuesta que obtuve es que la administración está muy confundida frente a la dimensión de los problemas que le ha tocado enfrentar.

Los entrevistados, mayoritariamente, creen que el Alcalde de Pereira no está preparado para gobernar en estos momentos de crisis y debido a ello no ha sido capaz de definir un norte seguro para la acción. Por esto, sus actuaciones buscan esencialmente impactos mediáticos, apelando más a la audacia que a la efectividad,

La circunstancia de un desempleo que galopó desde el 13,4% al inicio del gobierno del dr. Londoño en 2008, hasta el 23,1% en septiembre de 2009, es un obstáculo para su tarea gubernamental, pues no sólo desnudó su falta de previsión frente a los problemas que acechan a la ciudad, sino también su incapacidad para encontrar los instrumentos que permitan superar este fenómeno socioeconómico.

A todo esto se agrega que la Alcaldía está llena de compartimientos. En ella hay varios reinados políticos que hacen imposible la coordinación intersectorial e interinstitucional, impidiendo alcanzar consensos sobre las soluciones que se necesitan. En consideración de funcionarios, los intereses del Alcalde no siempre son interpretados y ejecutados por los Secretarios y Gerentes, quienes se mueven más en la dinámica de lo que piensan y persiguen los concejales y parlamentarios, que son los dueños de sus puestos burocráticos. En estas condiciones, el Alcalde tiene muy pocas posibilidades de ejercer liderazgo, lo cual se evidencia en el resultado de su gestión.

Para el tercer año, lo ideal sería que el dr. Londoño pudiera liberarse de las ataduras políticas y liderar un plan de inversiones sociales y de obras públicas, que le permitan presentar un balance, no sólo de resultados cuantitativos basado en la ejecución presupuestal, sino de impactos sobre el bienestar y el desarrollo humano.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

humberto, la gente en la calle los comentarios sobre el alcalde son mucho menos diplomáticos que los que usted hace, creo que se quedó corto ante la incapacidad del señor Londoño como Alcalde, es una situación totalmente aberrante la que está pasando en la ciudad, y usted es uno de los culpables por haber votado por él, creo que tiene derecho a arrepentirse, pero igual, sigue tenido un grado de culpabilidad, ya que en las elecciones habían candidatos mucho mejores que él. Hasta luego.

Diego Villalba dijo...

En general a mi no me gustan estos comentarios negativos pero debo reconocer que lo que está sufriendo pereira hoy es critico y por ello se requiere hacerle un llamado desde todos los flancos al alcalde para que despierte y haga lo que le corresponda, su balance es cierto y aqui no solo estamos en rojo en cuanto a ejecuciones, sino también con un suelo teñodo de rojo por la violencia. muchisimas gracias, señor.

Anónimo dijo...

Usted sigue botando corriente con el tema de la alcaldia y con seguridad en la ciudad a nadie le importa lo que usted diga, porque en general todos estamos pensando en algo distinto al inepto alcalde. Por si acaso, echele un vistazo al tema del aeropuerto, que allí están ocurriendo cosas bastante extrañas.

Anibal Gómez dijo...

Ni en el tercero ni en el cuarto año este gobierno despertará, porque tiene un alcalde bastante malo, lo único que tenemos que hacer es prepararnos para las proximas elecciones y elegir a la mejor persona que podamos, ojalá sea alguien que haya tenido expeiencia administrativa y no como este que lo embiste una hoja de papel membreteado

Anónimo dijo...

estamos muy mal y aqui en pereira nadie hace nada para tratar de mejorar la situacion y es que los periodistas están comprados por la alcaldía, mire el caso de los periodistas de las emisoras que hacen puros elogios del alcalde, mientras que la ciudad se está cayendo a pedazos...

Guillermo Aníbal Gärtner Tobón dijo...

Hay esta el núcleo de todo este despelote: "A todo esto se agrega que la Alcaldía está llena de compartimientos. En ella hay varios reinados políticos que hacen imposible la coordinación intersectorial e interinstitucional, impidiendo alcanzar consensos sobre las soluciones que se necesitan. En consideración de funcionarios, los intereses del Alcalde no siempre son interpretados y ejecutados por los Secretarios y Gerentes, quienes se mueven más en la dinámica de lo que piensan y persiguen los concejales y parlamentarios, que son los dueños de sus puestos burocráticos. En estas condiciones, el Alcalde tiene muy pocas posibilidades de ejercer liderazgo, lo cual se evidencia en el resultado de su gestión." ¿Puede cambiarse ese estado de cosas? ¿depende de el alcalde? ¿de una persona?. Se requeriria el apoyo de los marines para desmontar semejante mal que es endémico, nacional, el clientelismo y las corruptelas dueñas de la cosa pública.

Diego Muñoz Vélez dijo...

Lo que dice el dr. Gartner es muy cierto, sólo ejército americano ser+ia capaz de bajar a Mereg y a Soto del poder, y de quitarle a Castillo la posibilidad de seguir manejando desde su oficina de la Cámara de Comercio toda la contratación pública de Pereira. Pidamosle a Obama que nos de una manito. Qué desgracia tan grande tener a Israel como Alcalde... qué desgracia.

Edison Marulanda Peña dijo...

Buen día, estimado H.T.: Se nota que conservas viejas y buenas fuentes. Yo guardé silencio dos años, pero el domingo pasado "estallé" con una crítica severa en varias direcciones -no sé si me perjudicará el haber tocado varios sectores-: una facción liberal, el periodismo "agradecido" con las fuentes oficiales y ausencia en los medios de verdadero periodismo investigativo, burocracia anquilosada que sirve sólo de "máquina" de votos, la academia ambivalente. Qué opinas de ese artículo, si pudiste leerlo?

Ricardo Tribin dijo...

Estimado Humberto.

Buen blog y como siempre profesional en tus apreciaciones.

Te deseo un feliz 2010

Anónimo dijo...

dr humberto, dìgalo con claridad, este alcaldfe de pereira es un desastre, estamos echando para atrás como el cangrejo y cuando reaccionemos será muy tarde.